InicioComunicaciónLa carta en la verja

La carta en la verja

El colectivo Carta por la Ciencia, que agrupa a sociedades y centros científicos, universidades, asociaciones de investigadores y sindicatos, no pudo entregar este viernes la Carta y las 45.000 firmas que la apoyan: «Con i+d+i sí hay futuro».

Los organizadores de las manifestaciones y concentraciones, que el pasado viernes salieron masivamente a la calle para reivindicar un cambio radical en la política gubernamental respecto a la ciencia y la investigación, vieron como sus reclamaciones no fueron ni tan solo escuchadas por los responsables políticos competentes. Ni Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, (ausente por una reunión internacional), ni Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+I (por una cita con presencia de la Casa Real) pudieron recibir la Carta, ni atender a sus promotores. Desconozco si en la agenda política había cosas más relevantes que atender esta demanda y reunirse con los representantes de los firmantes, pero es inaceptable que no hayan sido reconvocados a una nueva cita. Recomendar que dejen la Carta es un desprecio (o una falta de reflejos y atención) que acredita e ilustra, con este simple y revelador gesto, el deterioro en las prioridades científicas del Gobierno.

Este no solo les da la espalda a los investigadores sino que, además, les cierra la puerta. La Carta no pudo ser entregada ni en la «ventanilla de registro», como así se les sugirió inicialmente. Instrucciones políticas precisas, según los organizadores, impidieron la entrega del documento y el testimonio gráfico y mediático del momento. La carta se dejó en la verja del Ministerio. Un despropósito. Una vergüenza.

Otras cartas y otras reclamaciones anteriores (como la primera Carta por la Ciencia de 2012) sí que fueron escuchadas y atendidas en sede gubernamental y parlamentaria. El desprecio es la forma más insultante del desinterés, ya que añade desconsideración a la falta de atención. Hace unas semanas, los responsables de la comunicación del presidente Mariano Rajoy se apresuraron a anunciar un cambio en la política de comunicación. Los cambios deben ser coherentes, consistentes y globales. O no servirán de nada con actitudes similares.

La política no está para desplantes, ni plantones. No le sobra crédito, le falta. Los Gobiernos están para escuchar, incluso lo que no les agrade o convenga. Esta capacidad de escucha no es discrecional. Es obligación para un servidor público. Escuchar no significa compartir, pero muestra algo más que cultura y talante democráticos: muestra la concepción de servicio público que debería impregnar toda actuación política gubernamental. La Carta en la verja es una metáfora dramática. Inaceptable.

Hace unos meses, el Ministro abogó por cambiar el modelo económico «del ladrillo al conocimiento». El titular de Economía afirmó que «el I+D+i tiene necesariamente que acabar dando sus frutos en términos de crecimiento y frutos en términos de competitividad». La gestión presupuestaria de la crisis económica, y sus devastadoras consecuencias para la ciencia y la investigación, le contradice. Si quiere pasar del ladrillo al conocimiento, más le vale pasar de la verja a la mesa. Es lo mínimo.

Publicado en: El País (16.06.2013)(blog ‘Micropolítica’)

Enlaces de interés:
El Gobierno da plantón a los científicos (El Mundo. 15.06.2013)
¿A alguien le interesan los científicos españoles? (El País, 23.05.2013)
Un panorama desolador para los investigadores (Marc Noy. El País, 25.06.2013)
‘Sin ciencia no hay futuro’. Manifestación Marea Roja (María Segurola. El Mundo, 26.09.2014)
‘Han elegido la ignorancia’. Patrick Lemaire. Iniciador y portavoz de Sciences en Marche (El Periódico, 8.10.2014)

Otros contenidos

Rumbo a la Casa Blanca (resumen semanal): Las tres comunidades que decidirán la elección y un posible nuevo juicio de Trump

MARTÍ SÁEZ Resumen semanal de la actualidad asociada a las ELECCIONES USA 2024. Lo nuevo La campaña de Biden ha intensificado los últimos días su campaña entre...

La Casa Blanca es en ‘spanglish’

Ha nacido la edición de EL PAÍS en Estados Unidos #ElPaísUS. Y arranca con un despliegue sobre el decisivo voto latino, donde se incluye...

Nuevo proyecto editorial: «¿Qué piensan las nuevas generaciones?»  

Las mujeres menores de 30 años están más a la izquierda que sus pares varones. Este hallazgo, que se repite en varias encuestas, dio...

34 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.