Sobre el animalismo

Carmen Pérez-Lanzac (@planzac) ha escrito este interesante artículo para El País: ¿Quién defiende a los animales?. En que recoge la opinión y aportaciones de diversos autores y filósofos, además de, entre otros, la de Carlos Buxadé, catedrático emérito de la Universidad Politécnica de Madrid, especialista en producción animal, o las de un servidor.

«En España, el partido que resume la dimensión política del animalismo es el PACMA. El último barómetro del CIS, de febrero, le otorgaba una intención de voto del 2,5%, aunque la dispersión de su electorado juega en su contra. El 60% de sus apoyos está entre la gente de 18 a 35 años; es el partido con mayor concentración de voto joven, afirma el analista político Antoni Gutiérrez-Rubí. En el partido sí dan por hecho que en mayo obtendrán un europarlamentario, que se sumaría, si los mantienen, a los de Holanda y Alemania (2 de un total de 750 eurodiputados)».

Comparto, a continuación, algunas notas asociadas: sobre el análisis de los posibles votantes al PACMA, según el CIS:

– Es el partido con mayor concentración de voto joven entre sus electores. Tanto en el intervalo de 18-24 como en el de 25-34, encontramos más del 60% de sus apoyos, mientras que en las capas de más de 55 años su presencia es testimonial.

– Esto afecta directamente a la formación de sus votantes que, mayoritariamente, cuentan con formación superior o Formación Profesional.

– A nivel de género, parece que las mujeres muestran más predisposición a votarles, supondrían alrededor del 60% del apoyo al partido.

– Sus votantes vienen sobre todo de partidos de izquierda: un 8% votó a Podemos en 2016, un 4,8% votó a Bildu, 1,4% votó a ERC y un 1,3% a Cs.

– No muestran diferencias entre entornos urbanos o rurales. Todo indica que tiene el mismo número de apoyos en pequeños municipios (menos de 10.000 habitantes) que en las principales ciudades del país.

– No existe un componente de clase entre sus electores, sus apoyos parecen repartidos homogéneamente entre los distintos estatus socioeconómicos.

Algunas valoraciones:

– El animalismo viene creciendo electoralmente desde hace más de una década, tanto en España como en Europa. En las últimas elecciones obtuvo más votos que el PNV pero se quedó sin representación por la dispersión de su voto y el efecto de la Ley d’Hondt.

– Quizá, en España, estamos a las puertas de empezar a ver como el PACMA consigue representación, algo que ya consiguieron en su momento partidos similares en Portugal, Holanda o Alemania.

– Este posible éxito que apuntan las encuestas se debe enmarcar en un contexto de crisis de partidos tradicionales, búsqueda de alternativas por parte de votantes identificados con la ‘izquierda’, así como la representación de un tema —la protección animal— en el que los grandes partidos no tienen una posición definida.

– Respecto al origen de sus votantes, desde el PACMA parecen tener muy claro que Podemos es su gran caladero de votos (una intuición que confirma el CIS), y se encargan de destacar la gran decepción que ha supuesto para ellos que el partido surgido del 15M no haya apostado por defender sus tesis animalistas.

– Su perfil de votante se identifica sobre todo con un estilo de vida: protección animales, prioriza respeto y protección del medio ambiente, hábitos de vida alternativos como el veganismo, etc. En cierta forma son como una versión actualizada de los partidos verdes.

Artículos de interés:
Silvia Barquero: “Somos la principal amenaza para un partido como Vox” (Dani Cabezas. El Salto, 10.02.2019)

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.