La campaña oficial en WhatsApp

Todos los medios han señalado a WhatsApp como el canal clave para estas próximas elecciones. El protagonismo adquirido ha sido a base de titulares, pero, sobre todo, de realidades venidas de experiencias anteriores y del uso que se había hecho. Su asociación con las fake news es un hecho y los resultados obtenidos confirman que se ha convertido en un pilar fundamental en la estrategia de comunicación de los partidos políticos.

Dejando de lado la comunicación informal y no oficial que estén realizando con una distribución en cascada, a través de cargos, militantes y simpatizantes y la capilaridad que estos puedan conseguir en los grupos de familiares, amigos o de trabajo a los que pertenezcan, no podemos obviar la apuesta que están haciendo, en mayor o menor medida, por la mensajería privada.

Arrancada la campaña electoral, la situación en estos momentos del uso de WhatsApp por los principales partidos que aparecen en las quinielas para obtener representación en el Parlamento es bastante desigual.

Esta apuesta oficial se ha materializado en el uso de listas de difusión. Es decir, en la captación de números de teléfono que el propio usuario envía para que le incluyan en una de ellas; para que sea efectivo, el usuario/a debe guardar el número del partido en su agenda, si quiere recibir los mensajes.

Además del uso de las listas de difusión, hay otro punto previo a comentar y es que no todos aprovechan al máximo las funcionalidades que les podría ofrecer WhatsApp. Me refiero a que de todos los partidos analizados solo están utilizando un perfil de empresa:  Compromís, Podemos, Coalición Canaria, Ciudadanos y Vox.

Partidos políticos

PSOE


Empecemos por el partido que está en el gobierno. El PSOE parece que haya desestimado el uso de WhatsApp y decidido dejar sin este canal de comunicación a más de 3000 usuarios (según su propia web en septiembre de 2015), es más, en el momento de escribir este artículo no hay rastro de un canal oficial en activo. Sí que podemos encontrar referencias al que pusieron en marcha en 2017, pero tanto los resultados de Google, como los de su propia página web nos conducen a una página deshabilitada, a un 404. Hoy por hoy, no se puede acceder.

PP

El Partido Popular tenía una estrategia que podía parecer confusa de cara a los usuarios. Si buscábamos en Google “WhatsApp” más “PP”, encontramos un primer resultado que nos conducía a una página, también accesible desde su propia página de inicio, y que nos llevaba a un canal de WhatsApp que no correspondía con la campaña que han puesto en marcha desde redes sociales (#VenteAlPP) asociada al dominio vente.pp.es

Este error, ya subsanado, conducía a los usuarios a suscribirse a un canal en desuso. Actualmente, ya han actualizado los enlaces y todo conduce correctamente al canal en activo que tienen en estos momentos. El PP es uno de los partidos que tiene más actividad en este canal. En una semana ha lanzado un total de 15 mensajes. Vídeos, actos de agenda y participación en medios son los principales contenidos compartidos. YouTube es el principal canal con el que juegan y, en todos los vídeos, incluyen referencias al dominio puesto en marcha para su estrategia de WhatsApp, aunque cuando han compartido algunos que no era suyos, concretamente  la participación de Pablo Casado en el programa de Bertín Osborne, “Mi casa es la tuya”, se han encontrado con que Mediaset lo ha bloqueado por vulneración de derechos de autor.

En cuanto a los contenidos, señalar que son muy visuales. Se apoyan también en un sistema de url acortadas a través del dominio vente.pp.es, tanto para redireccionar a otros sites que les interesan, como para promocionar una campaña de firmas en Change.org para pedir un cara a cara entre Casado y Sánchez.

Un último detalle del uso que el PP está haciendo de WhatsApp de manera oficial. El proceso de suscripción está pensado para que se haga desde el móvil. Es decir, si se accede desde un navegador de escritorio hay un mensaje que dice lo siguiente “Debe acceder a esta página desde un móvil con WhatsApp instalado”. Un fallo de usabilidad ya que hay muchos usuarios que utilizan versiones de escritorio y facilitarles que lo hagan desde el ordenador sería ganar unos cuanto suscriptores más.

El proceso en sí es sencillo y lo único que piden es el código postal para redirigir a la lista de suscripción adecuada. Y un punto a su favor, es que dan instrucciones de cómo darse de “baja” a través del mismo canal.

Ciudadanos

Ciudadanos, a pesar de que tiene accesible desde su página de inicio un banner en el que habilita un canal de WhatsApp, este ofrece algunas peculiaridades. La primera de ellas es que al no disponer de un texto alternativo a la imagen, no hay indexación y, en consecuencia, si uno busca “WhatsApp” y “Ciudadanos” en Google no obtiene ningún resultado positivo. Otra peculiaridad es el enlace que utilizan para que el usuario se pueda dar de alta en el servicio. La url muestra un icono insertado, concretamente una naranja https://cs🍊.to/jqv4, este es un tipo de enlace que se hace mediante la conversión a punycode de la url con el icono. Extraño que no lo utilicen más, quizá es porque en lugar de usar un dominio .es están utilizando uno perteneciente a las islas Tonga.

Como indicaba al principio, Ciudadanos es una de las formaciones que utiliza un perfil de empresa, aunque no ofrece ninguna información. Podría aprovechar perfectamente para mostrar un correo electrónico, una web, una localización y una descripción. Seguro que esta información adicional aportaría confiabilidad. Y, en cuanto al proceso de alta, la url que proporcionan es para enviar un mensaje en el que se indica que se quiere recibir información de Ciudadanos a través de WhatsApp, pero no se indica que se debería guardar el número teléfono, ni el procedimiento para darse de baja, ni tampoco un mensaje de bienvenida. Son detalles a tener en cuenta. Aunque quizá el principal es que en una semana no he recibido ningún mensaje del partido naranja. Igual es porque el banner invita a que sea el usuario el que escriba y sin embargo el mensaje que te hacen enviarles es para pedir información. Deberían aclarar si el canal es para poder enviar preguntas o para recibir información.

Solo al enviarles una pregunta, han respondido pidiendo de nuevo consentimiento para poder enviar información, a pesar de que en el mensaje inicial ya queda explícito el consentimiento. Una vez aclarado el tema del consentimiento, han respondido a la pregunta realizada. Por lo tanto, a pesar de la confusión inicial es el único partido que tiene una cierta interacción a través de su canal de WhatsApp. Aparte de esta pequeña interacción, solo han enviado un mensaje con un vídeo sobre la presentación de su programa económico.

Podemos

Podemos tiene también habilitado un canal a través de WhatsApp. Cuando buscamos en Google “Podemos” y “Whatsapp”, los primeros resultados son a su página de “voluntarios digitales” y a una que acaban de poner en marcha con el título específico de WhatsApp Podemos y un subdominio específico, igual que el PP, w.podemos.info.

Podemos tenía una estrategia orientada a la captación de activistas a través de WhatsApp. La página que todavía se puede consultar a través de la caché de Google ofrecía información sobre cómo darse de alta en su canal de WhatsApp mediante un enlace personalizado de bitly. Con este enlace, el usuario indicaba que quería darse de alta y lo dejaba abierto para que indicara en qué comunidad autónoma residía.

Pero estos últimos días esta página de “voluntarios digitales” se ha transformado en una landing page similar a la del Partido Popular, en la que ha habilitado un nuevo número para el canal de WhatsApp y con un formulario en el que hay que indicar el código postal para que sepan en qué lista provincial han de darte de alta.

En este cambio hay dos problemas importantes. El primero, exactamente el mismo que ya he indicado con el Partido Popular. El formulario solo es accesible desde un dispositivo móvil, dejando fuera a todos aquellos que lleguen con WhatsApp de escritorio. Y el segundo, y seguramente más importante, es que han perdido todos los suscriptores que ya tenían en el antiguo canal de WhatsApp. Suscriptores que debían ser muchos, si consultamos las estadísticas de bit.ly. Según este acortador de enlaces, en el momento de hacer la consulta, desde el lunes 11 de marzo se han realizado un total de 13.685 clics, provenientes en su mayoría de acceso directo (seguramente a través del propio WhatsApp) y de Facebook. Al menos en una semana, no se ha recibido ningún mensaje en ninguno de los dos canales.

 

Tanto en el número antiguo como en el nuevo, Podemos utiliza perfil de empresa, pero sin aprovecharlo. Igual que Ciudadanos, no ofrece información adicional en el nuevo y, en el antiguo, solo la dirección a su web.

Su actividad en el canal empezabaunas horas antes del inicio de la campaña electoral compartiendo contenidos relacionados con declaraciones de Pablo Iglesias y con el inicio de campaña. También han lanzado un meme y un mensaje de autopromoción del canal.

PSC

Otro partido con canal de WhatsApp, aunque parece que no lo tengan en cuenta, es el PSC. Si hacemos la búsqueda correspondiente, el primer resultado nos lleva a la página “El PSC al teu WhatsApp”, en la que hay que rellenar un formulario en el que se debe introducir: nombre, apellidos, DNI, municipio, comarca, fecha de nacimiento y móvil. Una lista de datos personales que seguro echa para atrás a más de un usuario/a.

Mientras otros partidos solo piden el número de móvil y como mucho el código postal manteniendo de manera anónima al usuario, con todos estos datos se queda al descubierto y seguro que hay muchos usuarios que no quieren proporcionarlos.

Por otro lado, la lista ha permanecido inactiva durante esta última semana.

 

Compromís

Compromís es otra formación que tiene habilitado un canal en WhatsApp. Se puede acceder desde un ítem destacado en su página de inicio que contiene un enlace con un mensaje preformateado indicando que se quiere recibir información.

También utilizan un perfil de empresa y en esta ocasión sí que ofrecen información. Desde un correo electrónico, a la url de la web, localización, horario de atención e incluso un hashtag.

Por lo que se refiere a su uso, en una semana han enviado un total de 4 mensajes. Estos se componen de enlaces, consignas, noticias a modo de boletín electrónico. Según los bitlys que utilizan alguno de los enlaces compartidos han llegado a tener unos 70 clics entre los recibidos desde WhatsApp y redes sociales, número que nos puede dar una ligera idea del volumen de suscriptores que tienen.

A pocas horas del inicio de la campaña lanzaron información sobre el acto central de campaña en Valencia.

Coalición Canaria

Coalición Canaria también está bien posicionada en los resultados de Google y según su bitly de acceso a la suscripción de WhatsApp vemos que se han hecho 6.478 clics en el mismo, es decir, que hay posiblemente casi 6.500 suscriptores al canal. El principal canal que ha aportado usuarios es Facebook con más de 3.600.

En este caso, tiene el mensaje preformateado “envía la palabra alta” y hay que incluir la isla para la que se quiere recibir información. En el tiempo de suscripción se han recibido actualizaciones frecuentes entre las que se incluyen algún audio y vídeos compartidos de manera nativa dando visibilidad a Ana Oramas. Contenidos adaptados al canal en los que además se pide que se compartan.

También está utilizando para el inicio de la campaña electoral contenido exclusivo para el canal. En este caso lo que han lanzado es una canción titulada “dos millones de razones”.

Utiliza perfil de empresa y ofrecen algo de información adicional como la url a la web de la formación política.

ERC, PDeCAT, PNV, Bildu y En Marea

Del resto de formaciones con representación en el Congreso: ERC, PDeCAT, PNV, Bildu y En Marea no se detecta que estén utilizando WhatsApp como canal de comunicación. PACMA, que aunque no tenga representación tiene un porcentaje importante de votos, tampoco usa WhatsApp de modo visible en su web ni en Google.

Vox

Por último, Vox, sale en todos los pronósticos y además es la formación política a la que todo el mundo hace referencia cuando habla de utilizar WhatsApp para comunicación política. Tienen un buen posicionamiento. Si se busca Vox y WhatsApp es el primer resultado en los resultados de Google. El canal también está accesible desde la página de inicio de la web.

Como otras formaciones políticas, también ofrecen un enlace personalizado para darse de alta y, si consultamos sus estadísticas, la diferencia respecto a lo que hemos visto hasta ahora es considerable. Desde que se disponen datos para el enlace, en mayo de 2018 ha recibido un total de 86.079 clics (si consideramos que todos los que han hecho clic se han suscrito al canal, tendrían más de 86.000).

En cuanto a los principales canales de difusión de su canal de WhatsApp, vemos que por clic directo han sido más de 74.000, es decir, a través de canales como WhatsApp, por Instagram, más de 5.700, Twitter, 2.100 y Facebook, casi 2.000. Cabe señalar, sin embargo, que el canal ha permanecido inactivo desde que se hizo la suscripción.

Datos a tener en cuenta de otros canales políticos

    • Los contenidos tienen que ser específicos, es decir, deben de estar adaptados al canal. El crossposting puede desorientar. Por ejemplo, en el canal de Barcelona en Comú han compartido contenidos en los que hablan de comentarios y votos negativos. Algo que no se puede hacer en un canal de estas características.
    • Personalizar el canal en el candidato/a. En el caso del Front Republicà, Albano Dante ha asumido la comunicación por este canal de manera personal. Tanto en la manera de suscribirse, como para darse de baja, etc., ha dado instrucciones tanto en el mismo canal, como en otras redes.

10 conclusiones del uso de WhatsApp por los partidos políticos

  1. En general, los partidos políticos están desaprovechando la oportunidad de tener un canal en WhatsApp de manera oficial, para poder distribuir contenidos adaptados al canal. Hay algunos casos, como el de Coalición Canaria, que han generado contenidos en exclusiva para WhatsApp.
  2. De momento, no hay mucha actividad en los canales oficiales detectados. Solo Partido Popular, Compromís, Podemos y Coalición Canaria han enviado contenidos y Ciudadanos ha interactuado ante una pregunta realizada.
  3. En algunos casos, ha habido duplicidad en los canales (Partido Popular o Podemos) pudiendo provocar confusión entre los usuarios o, sencillamente, como en el caso de Podemos, dejar a más de 16.000 posibles suscriptores sin noticias ante un cambio de canal.
  4. El propio WhatsApp y las redes sociales son los principales aliados a la hora de difundir los canales, sobre todo Instagram, Facebook y Twitter.
  5. El uso de enlaces personalizados es común en casi todas las propuestas consultadas. Incluso el uso de subdominios específicos para la campaña de WhatsApp.
  6. Pocos son los que envían un mensaje de bienvenida y solo el PP y Podemos dan instrucciones por si el usuario/a se quiere dar de baja.
  7. Hay partidos que tienen clara la estrategia en el ámbito geográfico. PP, Podemos piden código postal y Coalición Canaria la isla. En el caso del PP, no ha mostrado que se hayan enviado contenidos específicos para la provincia de suscripción. Tampoco en el caso de Coalición Canaria. Seguramente, será más para un control interno que no para poder personalizar los mensajes territorialmente.
  8. No todos aprovechan lo que WhatsApp facilita. Solo utilizan perfil de empresa Compromís, Podemos, Coalición Canaria, Ciudadanos y Vox. Y estos tampoco aprovechan todas las opciones que la plataforma ofrece, como proporcionar información adicional en sus perfiles.
  9. Ninguno de ellos utiliza un chatbot como elemento dinamizador.
  10. No se aprecia ningún rastro de estrategia orientada a ofrecer a los usuarios/as algo más que canales unidireccionales de comunicación, excepto en Ciudadanos. Por ejemplo, grupos en los que los usuarios pudieran integrarse y enredarse con otros simpatizantes podrían ser un elemento clave en la consolidación de comunidades.

Dato final: Hay dos partidos que comparten muchos aspectos en común. Partido Popular y Podemos han tenido una puesta en marcha similar y ambos tienen una estrategia parecida en cuanto a los aspectos técnicos:

  • Ambos partidos han abandonado un canal de WhatsApp previo.
  • Ambos partidos han puesto en marcha un subdominio específico para su campaña a través de WhatsApp.
  • Ambos partidos tienen una página de recepción similar. Solo funciona en móvil y ambos piden código postal.
  • Ambos partidos dan instrucciones para darse de baja en el mensaje de bienvenida.

 

Enlaces de interés:

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.