Los partidos en la era de la nueva política: hiperliderazgos y menos democracia interna (entrevista en eldiario.es)

Hace unos días me entrevistaba José Precedo @joseprecedo para el reportaje que ha escrito junto a Marcos Pinheiro @m_pinhe, en el diario.es, con el título Los partidos en la era de la nueva política: hiperliderazgos y menos democracia interna. En este reportaje, se referencia el Informe: ‘Hiperliderazgos, el giro personalista del poder’ (CIDOB e ideograma) que coordiné junto a Pol Morillas (Director, Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB).

Comparto algunos fragmentos:

«Los ‘números uno’ de cada partido acumulan cada vez más poder mientras los contrapesos y los órganos internos de las formaciones se desdibujan Antoni Gutiérrez-Rubi, autor de un tratado sobre hiperliderazgos, subraya que la campaña electoral permanente que vive España agudiza aquí un fenómeno que se está dando en todas las sociedades.

Dirigentes de distintas formaciones se preguntan si las primarias o las consultas plebiscitarias están democratizando los partidos y la toma de decisiones».

«Antoni Gutiérrez-Rubí es consultor político y ha coordinado junto a Pol Morillas el libro Hiperliderazgos, editado por el CIDOB, un think thank independiente de estudios internacionales, que analiza el fenómeno de los personalismos en sociedades tan distintas como el Japón de Shinzo Abe, la Francia de Emmanuel Macron o las presidencias estadounidenses de Barack Obama o Donald Trump».

(…) Los efectos secundarios que tiene el fenómeno sobre la democracia interna, la legitimación de las decisiones y la propia supervivencia de los partidos como instrumentos claves para vertebrar la convivencia, se verán en los próximos años. (…)

En conversación con eldiario.es, Gutiérrez-Rubí sostiene que “el debilitamiento de las direcciones de los partidos en el análisis, la deliberación y la toma de decisiones se está produciendo en todas las fuerzas políticas independientemente de la orientación ideológica y de la antigüedad del partido y pone en cuestión el modelo tradicional del partido que conocíamos.

En sus ensayos ha defendido que los cambios tecnológicos han dado un vuelco a la comunicación política y que ésta está transformado los partidos en muchas partes del mundo. “La incorporación de procesos de decisión acelerados, la tecnología de proximidad y los móviles permiten sustituir la conversación… hay una alteración de los tiempos política. La conversación sustituye al debate y las Ejecutivas pueden acabar sustituidas por grupos de WhatsApp entre dirigentes”, explica por teléfono.

A ese fenómeno global, añade este experto en comunicación política la singularidad española de este último lustro: “La fase competitiva de la política que es la fase electoral hace que los líderes electorales tengan siempre más poder. El hecho de que hayamos tenido cuatro elecciones en cuatro años y la intensidad de la pugna que estamos viviendo hace que se prolongue casi indefinidamente ese poder adicional del que disponen los candidatos en campaña. Si lo que se produce es una campaña de cuatro años, eso impacta en la vida orgánica de los partidos, la discrecionalidad se instala y pierden influencia los órganos internos frente a los equipos de campaña, los asistentes y los entornos de los candidatos. Y eso a veces produce choques de legitimidades”.(…)

Publicado en: eldiario.es (23.11.2019)

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.