InicioComunicaciónComPolVelocidad y compromiso

Velocidad y compromiso

¿Tiene alguna correlación la velocidad en la que navegamos en nuestros dispositivos móviles con nuestros compromisos cívicos y políticos?  Académicos de la Universidad de Cardiff y de La Sapienza de Roma han descubierto que, a medida que aumenta la velocidad de internet, el tiempo online «desplaza» otras formas de participación cívica.

Esta investigación evidenció que el compromiso con organizaciones como partidos políticos, sindicatos y asociaciones sociales descendía hasta un 6% por cada 1,8 km de distancia a un centro de internet, que es lo que hacía variar la velocidad de conexión (más cercanía, mayor velocidad). En resumen, a mayor velocidad disminuye la participación en sindicatos (-3,6%), ONG (-10%) o partidos políticos (-19%).

Sin embargo, este aumento de la velocidad no tiene un impacto significativo en las interacciones con familiares y amigos, aunque, para los autores del estudio, pone de manifiesto que promueve el individualismo e impulsa el abandono de acciones presenciales y colectivas para la comunidad y el bien común. ¿Es realmente así o es una conclusión precipitada, sesgada y prejuiciosa?

Probablemente disminuye la participación en entidades y organizaciones (por razones muy diversas y no solo tecnológicas o de infraestructura), pero el aumento de la velocidad en red, entre otras características de la vida digital, ha contribuido a un mayor uso de las redes sociales, que han servido como medio para organizarse políticamente, mediante acciones online u offline, así como a alimentar el interés por la política.

Este tipo de activismo ha sido muy criticado (se ha denominado peyorativamente como slacktivismo o «activismo de sillón»), pero hace posible que estas acciones fortalezcan el activismo y permitan una mejor y más eficiente fiscalización y monitorización de los problemas políticos, sociales y económicos de la sociedad. Lo llaman el activismo cómodo, pero el slacktivismo tiene su lado positivo: es difusión, viralización, concienciación… y también acción.

Los datos del estudio, en cualquier caso, refuerzan el debate de cómo organizarse y actuar políticamente en la sociedad red y la pérdida de centralidad de las organizaciones tradicionales. Convertir conexiones en compromisos fuertes y sentidos de pertenencia y comunidad es la gran tarea pendiente.

Publicado en: La Vanguardia (27.01.2022)
Fotografía: Priscilla Du Preez para Unsplash

Artículos asociados:
Faster internet speeds linked to lower civic engagement in UK (Robert Booth. The Guardian, 23.01.2022)

Otros contenidos

Especial Foro de Davos 2022

Desde el lunes 23 y hasta el 26 de mayo se celebrará la Reunión Anual del Foro Económico Mundial bajo el lema La historia...

Sonambulismo

El sonambulismo es un trastorno del sueño por el cual las personas que lo padecen son capaces de desarrollar actividades muy diversas, con distinto...

Democracia previsible

En ocasiones, cuando se utiliza el adjetivo plausible se hace como sinónimo de posible. Y no es exactamente lo mismo. Los matices importan y,...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.