InicioComunicaciónComPolEl poder de la bondad

El poder de la bondad

A veces, un gesto aparentemente insignificante puede tener un impacto muy relevante. Es el poder de las pequeñas cosas. En el ámbito de la comunicación no verbal, por ejemplo, se han hecho numerosas referencias, desde la psicología, al poder de una sonrisa, o el carácter transformador de un abrazo. Estas pequeñas acciones hechas con intencionalidad, que demuestran amabilidad o empatía, que reflejan nuestro interés y preocupación por algo o por alguien, pueden tener también un impacto positivo exponencial. Construyen lazos, vínculos y redes.

Quizá ser bondadoso hoy en día suene a ñoño, incluso extraño, pero nunca un gesto tan simple y auténtico, por poco esperado, es tan bien recibido y valorado. El poder de la bondad es un gran activo, con poca consideración, en un escenario de individualismos y confrontación. Un estudio reciente publicado en el Journal of Experimental Psychology realizó un experimento por el cual las personas participantes llevaban a cabo una acción altruista y amable dirigida a otro grupo de personas y, al finalizar, se pedía a ambos grupos su valoración. En concreto, en un día de frío en Chicago, los primeros ofrecían una taza de chocolate caliente a un grupo de personas que patinaban sobre hielo. La conclusión es que las personas que llevaban a cabo el ofrecimiento subestimaban todo el rato el impacto que eso iba a tener y, en cambio, los destinatarios del chocolate caliente valoraron muy positivamente el gesto, por encima de cualquier expectativa previa.

Quizá por ello, desde el activismo político y desde el compromiso ciudadano, se anima a que cada persona sea en su vida y en su comportamiento el cambio que desea ver en la sociedad. La bondad, la amabilidad pueden ser un pequeño empujón para esos cambios. Esa teoría del premio Nobel de Economía 2017, Richard Thaler, coautor  junto con Cass Sunstein del best seller mundial Un prequeño empujón (nudge), habla de que las personas necesitamos a veces un empujoncito para actuar correctamente o en la dirección más solidaria.

La bondad puede liberar energías positivas, actitudes colaborativas y dinámicas sociales sin las cuales ningún cambio se consigue. Como decía Albert Camus: «Practicar la felicidad para que se dulcifique el terrible sabor de la justicia».

Publicado en: La Vanguardia (29.09.2022)
He pedido de nuevo la colaboración de Alberto Fernández (La Boca del Logo) para realizar la ilustración de este artículo.

Otros contenidos

Personalidad

El informe DataReportal, publicado en el 2020 por We Are Social y Hootsuite, destacaba uno de los cambios drásticos que nos trajo la pandemia...

Automatizar la política

El primer ejemplo en la automatización industrial se remonta al 1801 con la patente de un telar automático que revolucionó la industria textil. Desde...

Renovamos nuestro compromiso con el CompolMáster de Blanquerna-URL que codirigimos

El curso 2016-2017 iniciaba la codirección del Máster Universitario de Comunicación Política y Social (CompolMàster) que imparte la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.