InicioComunicaciónComPolPolítica 'short'

Política ‘short’

El contenido breve sigue imparable. Las plataformas digitales compiten ofreciendo contenidos cortos de alta resolución, gran repertorio de sonido, interacción instantánea y multimodalidad total. YouTube está potenciando estratégicamente, desde hace meses, YouTube Shorts: contenidos cortos para competir con TikTok e Instagram. Ahora, estos formatos cortos también los encontraremos en las smart TV; de esta forma, se podrán ver tranquilamente desde el sofá y en pantalla grande. Las redes sociales convertidas en cadenas de televisión a la carta.

La era de las comunidades digitales está sucumbiendo, lentamente, frente a un consumo en cascada, continuo, con interacciones de valoración mínimas y sin agregar valor ni crearlo de manera colaborativa y participada. Esta comunicación breve, sincopada y agitada está impactando también en la comunicación política.

La individualización del consumo digital se intensifica, dada la capacidad de las plataformas de personalizar los gustos y alimentarlos con contenidos reverberantes, acríticos, destinados al placebo intelectual y cognitivo. Y de secuestrar nuestra atención, a través del diseño de tecnologías que nos mantienen conectados con estímulos y notificaciones constantes, transformando nuestro cerebro y potenciando un tipo de pensamiento superficial.

La inteligencia artificial y los algoritmos despliegan su creatividad para moldear nuestras percepciones y opiniones, influyendo en nuestra visión del mundo y mermando la atención sostenida y selectiva que influye en el desarrollo cognitivo. Ya en el 2020, Tim Wu, en su libro Comerciantes de atención. La lucha épica por entrar en nuestra cabeza, señalaba que la atención se había convertido en un producto fundamental para el mercado.

En este contexto, las campañas políticas de los partidos deberán parecerse, cada vez más, a grandes suministradoras de contenidos audiovisuales. Propios o seleccionados para sus audiencias. La curación (la identificación y el suministro de contenidos de calidad o de interés) es un gran desafío para la política. Además, la inteligencia artificial puede seleccionar entre la oferta abundante (con todo tipo de formatos) y ofrecer (suministrar) dosis de información empaquetada que retengan la atención del electorado, el bien escaso y preciado.

Publicado en: La Vanguardia (3.05.2023)
He pedido la colaboración de Eduardo Luzzatti para realizar la ilustración del artículo.

Otros contenidos

Rumbo a la Casa Blanca (resumen semanal): Las tres comunidades que decidirán la elección y un posible nuevo juicio de Trump

MARTÍ SÁEZ Resumen semanal de la actualidad asociada a las ELECCIONES USA 2024. Lo nuevo La campaña de Biden ha intensificado los últimos días su campaña entre...

La Casa Blanca es en ‘spanglish’

Ha nacido la edición de EL PAÍS en Estados Unidos #ElPaísUS. Y arranca con un despliegue sobre el decisivo voto latino, donde se incluye...

Nuevo proyecto editorial: «¿Qué piensan las nuevas generaciones?»  

Las mujeres menores de 30 años están más a la izquierda que sus pares varones. Este hallazgo, que se repite en varias encuestas, dio...

2 COMENTARIOS

  1. Yo me siento acorralado por la información cual naufragó rodeado de tiburones y cuya única alternativa a ser devorado es autoahogarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.