InicioComunicaciónComPolLa crisis migratoria es también electoral

La crisis migratoria es también electoral

FRANZ VON BERGEN

Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2024, donde irán escribiendo distintas firmas invitadas.

Más de 3,2 millones de inmigrantes fueron detenidos en la frontera entre México y EEUU durante el año fiscal 2023, un número sin precedentes. La situación ha desatado una tormenta política en el país: Joe Biden intenta aprobar en el Congreso un paquete de recursos para aumentar el número de agentes y la seguridad en la frontera, pero los republicanos lo tienen bloqueado y sus gobernadores han incrementado la práctica de montar en aviones y autobuses a los inmigrantes ilegales para enviarlos a territorios controlados por demócratas.

El resultado: la inmigración se ha convertido en un asunto de mucha importancia de cara a las elecciones presidenciales de este año. De acuerdo con un sondeo de Ipsos para el canal ABC, el 80% de los estadounidenses considera que es un problema relevante, cerca del 95% que se preocupa por la inflación e incluso más que los porcentajes que registran el cambio climático, el enfrentamiento entre Israel y Hamás y la guerra en Ucrania.

Como ya hizo en 2016 con la promesa de construir un muro en la frontera, Donald Trump ha convertido el tema migratorio en uno de sus principales ejes de campaña. Hasta ahora ha tenido mucho éxito: en los exit polls de Iowa, el 64% de los electores que eligieron candidato pensando en la crisis migratoria se inclinó por él. En New Hampshire, después de que se retiraran los precandidatos Ron DeSantis y Vivek Ramaswamy, consiguió aumentar esa cifra hasta el 79%.

En esta oportunidad, la propuesta de Trump sobre migración incluye medidas como retomar los vetos de entrada a EEUU a los ciudadanos de ciertos países, deportaciones masivas y eliminar la nacionalidad automática para todo el que nace en el país. Además, con el objetivo de atizar la polarización y el debate sobre el tema, defiende públicamente a los gobernadores republicanos que trasladan a sus inmigrantes y presiona para que el Congreso bloquee las iniciativas de Biden sobre este asunto.

Un tema ideológico

Como la mayor parte de los temas políticos en EEUU en la actualidad, el asunto está marcado por una profunda división. Un reciente estudio del Pew Research Center advierte que existen grandes diferencias entre los votantes demócratas y republicanos sobre qué elementos integrarían la identidad nacional.

Por ejemplo, mientras que el 65% de los electores de derecha consideran que el lugar de nacimiento es un componente importante, apenas un 29% de los progresistas comparte ese criterio. Una diferencia de 36 puntos. En lo que respecta a la religión, mientras que el 82% de los conservadores lo ve relevante, solo el 36% de los demócratas piensa así. 46 puntos de brecha.

Por su parte, los electores moderados, los que finalmente decidirán la elección, por ahora parecen inclinarse un poco más hacia las posturas republicanas en este tema. En el estudio del PEW, el 52% de ellos dijo considerar que el lugar de nacimiento sí es importante para la identidad nacional, más cerca de los conservadores que de los liberales. Además, según una encuesta del Wall Street Journal de diciembre, el 64% de los interrogados rechazó el manejo de la frontera de la administración Biden y el 54% consideró que Trump podría hacer un mejor trabajo, lo que evidencia que el descontento actual va más allá de la base conservadora.

El asunto es muy espinoso para Biden. Para sacar adelante cualquier iniciativa en un Congreso de mayoría republicana, está obligado a endurecer sus posturas sobre la migración. Por esto, el 29 de enero incluso llegó a ofrecer cerrar la frontera si se le daban las facultades para hacerlo. Sin embargo, si se muestra demasiado fuerte, podría desmovilizar al votante latino, uno de los grupos minoritarios que son esenciales para sus opciones de triunfo.

Mientras tanto, Trump seguirá machacando el tema para mantenerlo en agenda durante todo 2024. Si los estadounidenses votan pensando en la frontera, sus opciones de triunfo son más altas.

(Más recursos e información en ELECCIONES USA 2024)

Fotografía: Greg Bulla para Unsplash

Otros contenidos

Cuando el prejuicio vence a la economía: el problema de Joe Biden

La economía estadounidense experimentó un enorme crecimiento económico entre 2021 y 2024, justo en los años de presidencia de Joe Biden (y pospandemia) y...

TikTok, influencers y publicidad: la campaña online de Joe Biden

XAVIER PEYTIBI Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2024, donde irán escribiendo distintas firmas invitadas. Las últimas encuestas indican que...

La encrucijada climática en la contienda electoral de Estados Unidos: la punta del iceberg de la batalla anti-woke

GUADALUPE DEL VALLE Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2024, donde irán escribiendo distintas firmas invitadas. El clima se ha...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.