InicioComunicaciónComPolRumbo a la Casa Blanca (resumen semanal): La política exterior entra en...

Rumbo a la Casa Blanca (resumen semanal): La política exterior entra en campaña a la espera de los debates

MARTÍ SÁEZ

Resumen semanal de la actualidad asociada a las ELECCIONES USA 2024.

Lo nuevo

El papel de Estados Unidos en el mundo está entrando de nuevo en campaña. Biden amenazó esta semana con cortar las ayudas a Israel, a la vez que Blinken se desplazó hasta Ucrania para anunciar que la ayuda va en camino.

La gestión de las relaciones exteriores por parte de los candidatos, Donald Trump y Joe Biden, no solo difiere en estilo y sustancia, sino que también promete consecuencias significativas para la estabilidad global.

Donald Trump, conocido por su política de «América Primero», mostró durante su mandato una preferencia por las medidas unilaterales y agresivas. En particular, su enfoque hacia China fue marcadamente confrontativo, imponiendo tarifas significativas y buscando desacoplar las economías de ambos países. Además, su gestión se caracterizó por un apoyo incondicional a Israel, moviendo la embajada de EE. UU. a Jerusalén y apoyando sin reservas las políticas de seguridad israelíes, lo que generó tensiones en el Medio Oriente.

En contraste, Joe Biden ha adoptado una postura que trata de reparar alianzas y fortalecer la cooperación internacional. También en su política hacia China, que busca aislar con apoyo a industrias de alta tecnología y energía limpia en colaboración con aliados internacionales. En el conflicto israelí-palestino, Biden ha advertido sobre las consecuencias de acciones militares que no respeten el derecho internacional humanitario, mostrando un enfoque más equilibrado y consciente de las repercusiones humanitarias.

La posibilidad de un retorno de Trump a la presidencia genera incertidumbre entre muchos aliados de EE. UU., dadas sus políticas anteriores y su enfoque impredecible en asuntos globales. Por otro lado, la continuidad de Biden podría significar un fortalecimiento de las alianzas internacionales y un compromiso más firme con el multilateralismo.

Con el mundo observando de cerca, las elecciones de 2024 no solo decidirán el rumbo de Estados Unidos, sino también cómo el país interactuará con el resto del mundo en los próximos años. La pregunta sobre la mesa es si optará por un enfoque más aislacionista o uno que promueva la cooperación global multilateral frente a los crecientes desafíos internacionales.

El dato

El principal reto para los encuestadores en estas elecciones es medir el impacto que puede tener la candidatura de Robert Kennedy. Siempre hay terceros candidatos, pero hace décadas que no hay uno tan conocido, con permiso de Kanye West.

En la última encuesta publicada por The New York Times y el Sienna Collage, se hizo un experimento para explicar la dificultad de medir el apoyo real al Kennedy más díscolo de la familia. El ejercicio consistía en observar la diferencia de resultados entre decir primero los cinco candidatos y luego hacer escoger solo entre Trump y Biden o alterar el orden de las preguntas. El resultado es sorprendente: Kennedy recibe casi el doble de apoyos, si su opción llega después de la pregunta binaria.

Incluso han identificado que, comparando las encuestas más recientes, también aumenta notablemente su apoyo. Los expertos lo atribuyen a que Kennedy representa el voto de rechazo a ambos presidentes, a que la contienda de 2020 se esté repitiendo, por lo que es muy difícil medir quién es realmente seguidor convencido y quién simplemente rechaza (por ahora) a ambos presidentes.

La anécdota

Fumata blanca sobre la agenda de debates presidenciales. Hace un par de semanas Trump le pedía al presidente que fijara la fecha. «Anytime, anywhere,  anyplace» decía el exmandatario. Y Biden le ha respondido. En un video publicado en sus redes le decía: «Donald Trump perdió dos debates ante mí en 2020, desde entonces no ha asistido a ningún otro debate. Pero ahora dice que quiere debatir conmigo. Bien, hazme el día amigo. De acuerdo, hagámoslo dos veces. Pongámosle fecha, he oído que estás libre los miércoles».

El mensaje, corto, está lleno de referencias: a la ausencia de Trump en los debates republicanos, a Clint Eastwood en Sudden Impact y su «make my day» y a los juicios de Trump que tienen limitado al magnate en la ciudad de Nueva York cada día, excepto los miércoles. Una provocación en toda regla.

Trump recogió el guante y confirmó que se medirá con «el peor presidente de la historia de Estados Unidos» el 27 de junio, en los estudios centrales de la cadena de televisión CNN en el estado de Georgia, y el 10 de septiembre, en la cadena de televisión generalista ABC.

(Más recursos e información en ELECCIONES USA 2024)
Fotografía: White House – Pexels

Otros contenidos

La navaja de Ockham

En un mundo saturado de información y teorías, el principio de parsimonia, conocido popularmente como la navaja de Ockham, se alza como una guía para el...

El problema de Biden: la economía va bien, pero nadie lo cree

XAVIER PEYTIBI Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2024, donde irán escribiendo distintas firmas invitadas. Joe Biden debería estar orgulloso, se...

Charla abierta en el marco del Diplomado de Comunicación Política y Campañas Electorales de UNTREF

El martes 25 de junio a las 18h. (hora de Buenos Aires) desarrollaré una charla abierta al público titulada: «Nuevo método: la brevedad y...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.