¿Ganar o perder la esperanza del futuro?

-->

El futuro ha dejado de ser un lugar esperanzador, prometedor, superador. Así, el presente se vuelve incómodo, incierto, inhóspito. Y el pasado emerge como tentador, reparador, sanador. Cuando el futuro no es una convicción de progreso se convierte en una pesadilla, y la nostalgia se impone y calma las ansiedades y los miedos. La nostalgia … leer más