Al poder por el lenguaje

-->

Donal Trump irrita por machista, xenófobo y faltón. Es un peligro ―como advierten sus competidores y opositores― para la política, para el partido al que está apunto de conquistar y para EE. UU., evidentemente. Pero su necedad no es estulticia. Trump puede ser odioso, pero no es un descerebrado, aunque lo parezca. El candidato que … leer más