El taburete de Rubalcaba

Los taburetes han tenido un curioso efecto en la política, especialmente desde el nacimiento de la televisión, cuando la importancia de la imagen gana cada vez más relevancia. Más allá de su mera funcionalidad (sirven, por un lado, para sentarse de un modo menos encorsetado que en una silla y, por otro, permiten una visión del político más informal y desenfadado… otorgándole una cierta “altura”) dibujan un universo de posibilidades en el campo de la comunicación estratégica.

Un buen ejemplo de su uso lo hemos visto en los últimos actos socialistas, donde en el escenario siempre tienen preeminencia unos ‘simples’ taburetes.

El candidato del PSOE para las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, está recorriendo varias ciudades de España y para ir explicando sus ideas a los militantes una vez ha ido designado como el candidato socialista. El formato de estos actos busca destilar proximidad y cualquiera de los presentes puede plantear sus preguntas al candidato, al estilo “Tengo una pregunta para usted”. No son mítines. Son encuentros donde es tan importante hablar como escuchar el estado de ánimo y las preocupaciones de los militantes.

En este contexo, la escenografía de estos actos es siempre es la misma (como observamos en las fotografías) y detrás se nota la mano y el pensamiento de  profesionales de la comunicación política. Imágenes muy cuidadas, donde nada ha sido dejado a la improvisación y que, a pesar de su simplicidad, se aplica en todos los actos políticos de “Alfredo” (como le gusta que le llamen en esta nueva etapa):

En una tarima roja y de poca altura, rodeado de militantes, se sitúan dos taburetes blancos y muy modernos, en contraste con la moqueta del suelo. En uno de los taburetes siempre está Rubalcaba, en el otro, el líder autonómico. Una mesa baja, casi imperceptible, sirve de apoyo para el agua. En los fondos, y bien situados para el “tiro de cámara”, unos plafones (negros, blancos, grises) con el logo del PSOE -en formatos gráficos diferentes-completan la escenografía. Todo aparentemente muy sencillo, pero todo muy eficaz, corporativo, suave y muy telegénico. Rubalcaba incluso mejora y corrige el vestuario. Del traje y corbata de Sevilla (1 de junio), a los pantalones vaqueros, chaqueta y camisa azul claro (sin corbata). Un modelo que ha repetido en Barcelona y Valladolid (12 y 19 de junio, respectivamente).

Se intuye la búsqueda de dos objetivos en relación a la proyección en los medios de comunicación:

1. Mostrar un líder. Que los medios muestren una imagen en especial, la de Rubalcaba, en el centro de la fotografía, rodeado de los militantes… en lo que parece un acto sencillo e informal (a eso también ayuda la idea de sentarse en taburetes). Se trata de una imagen artística, con el candidato sobresaliendo sobre los militantes, que siguen atentos sus indicaciones. Es la imagen de un líder. La fotografía que ilustra el pie de foto fue portada del diario El País y de la web de RTVE, entre otros medios.

2. Y un líder… que escucha. Se busca, también, que los medios muestren una foto lateral, con el líder autonómico y Rubalcaba en el centro de la imagen, pero fotografiados desde abajo, igualmente rodeados de militantes, que están muy cerca y donde el objetivo es dar a entender la percepción del clima de diálogo existente.

Rubalcaba en Valladolid (19 de junio)


Rubalcaba en Barcelona (12 de junio)


Rubalcaba en Sevilla (1 de junio)

Rubalcaba ha empezado su precampaña desde “abajo”, casi “desde el suelo”, “sentando las bases” de un modelo diferente de liderazgo.
El taburete es el primer paso. No es pequeño.

Publicado en: Pie de Foto (23.06.2011)

Etiquetas: , , ,

Comentarios sobre: El taburete de Rubalcaba

  1. Pingback: Xavier Peytibi
  2. Pingback: Rocío Martín
  3. Pingback: Elizabeth Crespo
  4. Pingback: Antoni Gutiérrez
  5. Pingback: mario riorda
  6. Pingback: javier vegas
  7. Pingback: Imma Aguilar
  8. Pingback: Rocío Martín
  9. Pingback: Esteban Porras
  10. Pingback: Santiago Pérez
  11. Pingback: Franesco
  12. Pingback: Antoni Gutiérrez
  13. Pingback: Elizabeth Crespo M
  14. Pingback: Ricard Espelt
  15. Pingback: Gonzalo González
  16. Pingback: Jordi Fernandez
  17. Pingback: RedDotMarkPol
  18. Pingback: javier vegas
  19. Pingback: Lorenzo Checa
  20. Pingback: Cesar Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *