El momento decisivo

La mayoría de los análisis sobre el posible desenlace del 38 Congreso del PSOE se centran en la importancia de los delegados y delegadas que todavía no se han posicionado. Pero, ¿es esta la clave, realmente? Este 10 % de delegados no “encuadrados”, todavía, bien podría tener una preferencia definida que reserva por cautela y prudencia, o por interés, haciendo incierto el pronóstico y el cálculo. También podría ser —y sería un dato muy relevante—  que estas personas, y otras muchas, todavía duden y hayan decidido esperar el desarrollo de los acontecimientos en las próximas horas; o que, sobre todo, estén esperando el discurso de los candidatos para tomar una opción definitiva. Aquí estaría la primera clave.

La segunda es que también hay electores que, a pesar de haber mostrado una simpatía explícita o implícita por Alfredo Pérez Rubalcaba o Carme Chacón, están dispuestos a cambiar de opinión —y de voto-— si sus intervenciones les convencen. Es decir, el resultado puede depender de las personas dispuestas a pensar más allá de los apriorismos, prejuicios e ideas preconcebidas sobre cada uno de los candidatos. Más allá de la sindicación del voto. De nuevo, la libertad de criterio, pensamiento y acción será decisiva para el triunfo de lo democrático. ¿No debería ser siempre así?

Cambiar de voto (cuando se te ha contabilizado en las aritméticas del poder) vale doble. El que das… y el que quitas. Creo que hay, o debería haber, muchas personas en esta situación: todavía dudan sinceramente y esperarán al discurso del sábado para tomar una decisión final. Incluso las hay que están dispuestas a renunciar a sus propias ideas para cambiarlas por otras si creen que son mejores. Es en este terreno donde se decidirá la elección.

En este escenario, tan igualado e incierto, los detalles jugarán un papel determinante. Mucho más que en cualquier otra ocasión. La construcción de la decisión está ya muy consolidada, en muchos casos, pero no es definitiva dada la vulnerabilidad y fragilidad del proceso emocional y racional en la toma de decisiones. Estos son algunos detalles clave:

1. La suerte
El PSOE a cara o cruz. Un sorteo decidirá el orden de las intervenciones. No es un tema menor, todo lo contrario. Asistí como invitado al congreso que eligió, inesperadamente, a José Luis Rodríguez Zapatero. Pude observar cómo fue decisivo, en el ánimo (y en el resultado final), que Zapatero iniciara su “buena estrella” hablando el último y rompiendo el ambiente de pesimismo y abatimiento de la moral socialista. Su proverbial optimismo antropológico, que sólo ha perdido al final de esta legislatura, empezó con el provocador y estimulante saludo inicial: “Compañeros y compañeras, ¡no estamos tan mal!” Recuerdo, perfectamente, que sentí que había ganado el congreso en ese preciso instante. Fue el tono, la forma, y… el momento. Hablar el último, en ausencia de debate, da una ventaja competitiva para replicar al oponente y rectificar el discurso inicial previsto. Además, el eco de las propias palabras y el efecto que produzcan en los electores son decisivos sobre los que dudan. Santos Juliá, en su extraordinario artículo “Con un discurso, secretario general” (El País, 24 de julio de 2000), reflejó la sensación que vivimos muchos de los asistentes aquel día.

2. Twitter
La capacidad de respuesta rápida que tengan los equipos de campaña para actuar sobre lo dicho (y lo no dicho) por parte de los candidatos será determinante. El “control” de las cuentas personales de los delegados y delegadas permitirá segmentar y actuar con DM (mensajes directos) antes, durante y después de los discursos. Las colas para ir a votar no van a ser un momento pasivo y aburrido. WhatsApps, SMS y DM trabajarán el estado de ánimo de los electores hasta el último momento. No exagero: 60 minutos de votación dan para mucho y cinco urnas —por orden alfabético— fragmentan las delegaciones y los grupos afines de cada candidato y abren paso al momento más íntimo y personal. El candidato que mejor se prepare para “construir” la percepción ganadora post discursos se lleva el gato al agua. La capacidad de resistencia del wifi del pabellón, así como la organización y planificación de los mensajes y la creatividad de los mismos jugarán un papel importante. El colapso de cobertura podría ser crítico si no está bien resuelto.

3. Las emociones
El PSOE está en su peor momento político y electoral. Los ánimos flaquean, los problemas crecen. Los discursos deben hacer pensar, pero también, deben animar, ilusionar, motivar. En los sectores progresistas hay un recelo, ignorante, hacia la inteligencia emocional. Nuestro cerebro piensa lo que siente. ¡Esta es la cuestión! Quien hable al corazón de los electores llegará a su cabeza. Los delegados no son fans, ni público. Piensan, reflexionan y debaten. Pero también (y en muchos casos) lo hacemos a través de nuestros sueños, deseos y esperanzas. Quien gestione mejor el combustible emocional, gana. Aunque, quien sobreactúe, puede perder. La comunicación no verbal reflejará algo más revelador que las palabras: los sentimientos de los candidatos. Y eso tiene un gran valor —consciente o inconsciente—  en los electores. La neuropolítica, y cómo funciona el cerebro político, es una gran desconocida en nuestro país. Nadie quiere votar a aquel que pierde. La decisión que van a tomar los delegados lleva tiempo construyéndose en su inconsciente lúcido. El sábado aflorará lo que ya está. Quien encuentre la llave de lo íntimo abrirá la puerta de la razón.

 

4. Las sorpresas
Lo inesperado puede jugar un papel movilizador. Los errores se pagarán más caro que beneficios tendrán los aciertos. Cualquier detalle, en un clima de alta densidad emocional y ambiental, tendrá consecuencias. Un apoyo de última hora, una propuesta innovadora, un compromiso nuevo, nombres de un equipo o un dato revelador pueden cubicar mucho en una situación de equilibrio como la actual. Los golpes de efecto son posibles. Atención, también, a la moqueta, las escaleras, y el espacio físico. Un traspié no es sólo un tropiezo, es un icono. Y así todo. Lo imprevisto es, a veces, lo decisivo.

5. Los contextos
El sábado lucirá el sol, según las predicciones meteorológicas. El congreso se desarrollará en un hotel con el nombre de Renacimiento y al lado de la Isla Mágica. Los contextos ofrecerán materia prima para el bucle del relato político. Y por la noche, ironías del destino, juegan el Barça y el Real Madrid sus compromisos ligueros. Los dos candidatos son seguidores de sus equipos y no dudan en utilizar el símil y la metáfora futbolística —a veces excesiva y simplificadoramente—  en sus discursos y sus actitudes empáticas. Derrotas y victorias pueden ser materia y artillería en forma de comentarios, bromitas y chascarrillos. Hasta las casas de apuestas juegan con sus pronósticos sobre el resultado… ¡del Congreso! No es trivial, aunque lo parezca, moleste o irrite a muchas personas. Pero todo comunica.

Finalmente
El congreso dirimirá el poder en el PSOE. Pero para que esta decisión revierta en el poder del PSOE en la sociedad falta mucho todavía. Hasta llegar aquí, las alianzas, los pactos, los acuerdos, las votaciones, las presiones… han jugado su papel para los muñidores de votos.  Pero el sábado, los cálculos son más imprecisos, el terreno de juego es más limpio y las trincheras dan paso al campo abierto. El discurso y los detalles serán decisivos. Y los compromisos previos no son un contrato, espero. Hay margen para la libertad. Los candidatos estarán más solos que nunca. Si van a asegurar lo que creen que tienen, pueden perder. Si van a convencer, ganará el mejor o la mejor. Mucha suerte.

Publicado en: El País (3.02.2012)

Enlaces de interés:
Guía para seguir el congreso socialista en Internet
Congreso PSOE 2012
El futuro del PSOE (especial El País)
El PSOE y la política de la renovación (Matt Browne, 2.02.2012)
¿Deciden los discursos? (Ignacio Escolar. Escolar.net, 4.02.2012)

Intervención en el programa Asuntos Propios de Toni Garrido tras el congreso federal del PSOE, analizando el discurso de Carme Chacón (RNE, 6.02.2012)
¿Por qué vimos a una Chacón eufórica y a un Rubalcaba más calmado? (Entrevista con Creu Ibáñez para su artículo en lainformacion.com, 7.02.2012)

Artículos de interés:
Otro modelo de partido es posible
#TwitterEntrevistaConRubalcaba
– Artículos del blog Las formas son fondo, escritos para ElPaís.com durante la campaña electoral (documento pdf)

Etiquetas: , , ,

Comentarios sobre: El momento decisivo

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: José A. Llorente
  3. Pingback: Beatriz Toribio
  4. Pingback: Anai Gracia
  5. Pingback: Miquel Iceta
  6. Pingback: Matilde Vazquez
  7. Pingback: Luisa Candedo
  8. Pingback: maria rey
  9. Pingback: Roger Fort Gasia
  10. Pingback: Luis M.
  11. Pingback: Joseba Kamio
  12. Pingback: errota
  13. Pingback: Pau Canaleta
  14. Pingback: Delfi Roca
  15. Pingback: Sergio Ramis
  16. Pingback: Georgina
  17. Pingback: Carlos Carnicero
  18. Pingback: Antonio Martinez
  19. Pingback: Fran Serrato
  20. Pingback: veusPSC
  21. Pingback: Pedro Alberto
  22. Pingback: Manuel Palomar
  23. Pingback: Pedro Alberto
  24. Pingback: JOSE M. BALLESTER
  25. Pingback: J. puli
  26. Pingback: javier vegas
  27. Pingback: Javier L. Iniesta
  28. Pingback: Franesco
  29. Pingback: acs
  30. Pingback: Alícia Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *