Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser espoleada constantemente por la provocación."
Albert Camus

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Campañas negativas, campañas sucias

Imprimir Imprimir

Publicado en: Listindiario.com (República Dominicana, 20.03.2012)

El origen de las campañas “sucias” modernas, hay que encontrarlo en la campaña presidencial norteamericana de 1828, los demócratas, partidarios de Andrew Jackson, y los republicanos, partidarios de John Quincy Adams (ambos en bandos irreconciliables) comenzaron a difamar duramente al adversario. Su rivalidad se convirtió en odio, que dio paso a una auténtica batalla campal de difamación, mentira, y libelo.

Casi doscientos años después, el uso y abuso de lo negativo y lo sucio en la comunicación política sigue creciendo. Aunque no son lo mismo unas que otras. Ambas buscan debilitar al adversario, pero con estrategias, medios y estilos muy diferentes. Las campañas negativas resaltan y amplifican errores, crean dudas sobre las capacidades del contrincante y, sobre todo, le confrontan con su autenticidad y honestidad, y con las supuestas contradicciones entre lo que piensa, dice y hace. Ahora o en el pasado.

El objetivo es responsabilizar, advertir al elector del tremendo error que significaría votar a alguien que esconde parte de su identidad o reniega ocultando, distorsionando, camuflando o maquillando la que ha sido su trayectoria. Se trata de culpabilizar al elector si decide votar a un candidato que parece una cosa pero que en realidad es otra.

Las campañas negativas siembran dudas. Y provocan la frustración de los posibles electores, a los que se les descubre la impostura de su candidato preferido. Se produce una ruptura emocional. Y se debilita, hasta el punto de cambiar de preferencia, la conexión entre el candidato y su potencial votante.

Estas campañas intentan descubrir al auténtico candidato que se protege tras el marketing electoral o la publicidad política. Es un proceso de desenmascaramiento y de denuncia ante lo que, supuestamente, podría ser un fraude, una mentira, un engaño. Estas estrategias no ocultan al que denuncia, aunque muchas veces no adquieren la notoriedad del opositor político y son mucho más eficaces en tanto que la “verdad” es revelada por algún protagonista, no necesariamente político, al que no se le puede acusar de interés, premeditación o inquina.

Las campañas sucias, más que apartar, desbancar o descarrilar a un adversario, buscan destruirlo personalmente y, como consecuencia, políticamente. Mientras que en las negativas es la verdad la que se revela, en las sucias es la mentira, el libelo o, cuando no, es el delito contra la intimidad, la propiedad o la imagen personal lo que se utiliza.

No importan los medios, solo se persigue el fin. Y para ello se escarba en la vida privada con medios ilegales o amorales hasta conseguir fragmentos de realidad que puedan ser utilizados para construir un relato falso, pero altamente destructivo, ya que la calumnia se fundamenta sobre trazos verosímiles a los que se despoja de contexto e interpretación. Así, las campañas sucias, más que descubrir lo oculto, construyen una realidad imaginada sobre la base de percepciones y apariencias a las que se fuerza hasta adquirir la naturaleza de prueba irrefutable o dato definitivo.

Además, si lo superficial o fragmentario no es suficiente para construir la historia premeditada y pensada en las cloacas de los equipos adversarios, no se duda en falsear, manipular e inventar datos, documentos y situaciones hasta que encajen en la calumnia diseñada. Se utilizan, especialmente, cuando el candidato a batir tiene una ventaja suficiente, imposible de recortar con estrategias positivas y negativas combinadas. Solo cabe la destrucción para frenar lo imparable. Las campañas sucias desafían lo ético y lo legal. Y suman, en muchas ocasiones, alianzas económicas y políticas, de sectores refractarios o abiertamente hostiles a la candidatura que es degradada. Estas estrategias se mueven en las sombras de la conspiración, se nutren de fondos ocultos, cuando no delictivos, y son ejecutadas por mercenarios y profesionales sin escrúpulos que reciben buena recompensa por ello. Así, estas maniobras no pueden ser atribuidas directamente al candidato que se beneficie de la desgracia ajena. Y, aunque no haya dudas sobre los hilos manejados y los intereses tramados, se evita, cínicamente, cualquier relación que comprometa o deje en evidencia la autoría intelectual de la fechoría material contratada o coadyuvada.

Pero a veces lo que se obtiene es justo lo contrario de lo que se perseguía. Las campañas sucias (y el beneficio que hipotéticamente causa sobre algunos de los candidatos, gracias a la lesión en la imagen pública del candidato atacado) a menudo actúan como un boomerang. Cuando esto sucede, el que tiró la piedra y escondió la mano, recibe un impacto imprevisto e indeseado en su propia cara del veneno lanzado. La serpiente acaba, muchas veces, mordiéndose a sí misma.

La política electoral corre el riesgo de sucumbir a la agresividad. Los estrategas, spins doctors y asesores, deben de obtener victorias, sí. Pero República Dominicana, y sus problemas, no se podrán superar desde las trincheras partidarias y los campos minados. La beligerancia debe tener límites: profesionales, éticos y legales. República Dominicana se juega su futuro y la cooperación entre partidos y entre las organizaciones sociales será clave para afrontar unidos los retos más importantes. Quien siembre odio, lodo y mentira, recogerá lo que se merece. Pero, además, lesionará la política democrática y la confianza de los ciudadanos en nuestros sistemas e instituciones.

Artículo de interés:
El poder de la descalificación. Los candidatos confían en la propaganda negativa para lograr la victoria
La campaña electoral en EE.UU. (Marc Bassets. La Vanguardia, 26.02.2012)
Las campañas negativas. (Revista Campaigns & Elections Núm 32. Marzo Abril 2013)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook16Share on Google+0

Artículos relacionados:
  • La pregunta clave
  • Campañas sucias empobrecen la política y lesionan la democracia
  • Las nuevas tecnologías en las campañas electorales
  • ZW 361. Social Good Summit Madrid 2013

  • Etiquetas: , ,


    Comentarios en Wordpress

    Trackback de Antoni Gutiérrez
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:26 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/vhvXbphX

    Trackback de Frank Elías Olivares
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:27 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/vhvXbphX

    Trackback de FERNANDO SÁNCHEZ
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:31 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/vhvXbphX

    Trackback de Lucia Esmeralda B.
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:33 pm

    Atención #PLRD RT @antonigr: 'Campañas negativas, campañas sucias' @listindiario http://t.co/dh7znFyN"

    Trackback de Milagros Lara
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:33 pm

    Difamación, mentiras, libelo con el fin de provocar dudas en el electorado: 'Campañas negativas, campañas sucias'… http://t.co/3AIrvzN3

    Trackback de Alnardo Diaz
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:37 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/vhvXbphX

    Trackback de Robert Lariel
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:37 pm

    RT @antonigr: 'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/zwJr46Cy

    Trackback de Marta Graupera Sanz
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:37 pm

    Casi 200 años de uso y abuso de lo negativo y lo sucio en la #comunicación_política http://t.co/aqoItHDU por @antonigr. Vía @antonigr

    Trackback de Luis Rodríguez Vives
    Fecha: marzo 20, 2012, 4:56 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' artículo que hoy publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/m5odYlSA de @antonigr

    Trackback de Rubengordillo
    Fecha: marzo 20, 2012, 5:47 pm

    Campañas negativas, campañas sucias – http://t.co/zpfy3Wf9 (via @antonigr) #mastericps

    Trackback de Jorge Morán
    Fecha: marzo 20, 2012, 6:22 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/vhvXbphX

    Trackback de Àlex Miquel
    Fecha: marzo 20, 2012, 7:21 pm

    Campañas negativas, campañas sucias – http://t.co/zpfy3Wf9 (via @antonigr) #mastericps

    Trackback de Xavier Roger
    Fecha: marzo 20, 2012, 7:25 pm

    Campañas negativas, campañas sucias – http://t.co/zpfy3Wf9 (via @antonigr) #mastericps

    Trackback de Mayte Prado
    Fecha: marzo 20, 2012, 7:53 pm

    'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/vhvXbphX

    Trackback de Idrialis Castillo
    Fecha: marzo 20, 2012, 9:31 pm

    Recomiendo leer: "#Campañas negativas, campañas sucias" por @antonigr. http://t.co/ACQztmEl #Política #Elecciones

    Trackback de LINA GUISAO
    Fecha: marzo 20, 2012, 10:35 pm

    RT @antonigr: 'Campañas negativas, campañas sucias' mi artículo hoy que publica @listindiario en República Dominicana http://t.co/oZrOE5F3

    Trackback de Bego Coach Político
    Fecha: marzo 21, 2012, 11:30 am

    La historia se repite…. Campañas negativas, campañas sucias http://t.co/BcxdOybs por @antonigr

    Trackback de Víctor Gil Puértolas
    Fecha: marzo 21, 2012, 12:07 pm

    Campañas negativas, campañas sucias – http://t.co/VZiOHMfK (via @antonigr)

    Trackback de Pablo Andrés Rivero
    Fecha: marzo 21, 2012, 3:43 pm

    Campañas negativas, campañas sucias http://t.co/EGdR6QeG

    Trackback de Colin Rogero
    Fecha: marzo 21, 2012, 5:09 pm

    RT @fmmendezgt: “Campañas negativas, campañas sucias” por @antonigr http://t.co/KGQV01tZ = Campanas tipicas.

    Trackback de fmmendezgt
    Fecha: marzo 21, 2012, 6:03 pm

    "Campañas negativas, campañas sucias" por @antonigr http://t.co/3Dv1BZXf

    Trackback de Colin Rogero
    Fecha: marzo 21, 2012, 6:09 pm

    RT @fmmendezgt: "Campañas negativas, campañas sucias" por @antonigr http://t.co/KGQV01tZ = Campanas tipicas.

    Trackback de Alberto Martín Bravo
    Fecha: marzo 21, 2012, 7:32 pm

    Campañas negativas, campañas sucias – http://t.co/246hMzyC via @antonigr

    Trackback de Miquel Loriz COMFIA
    Fecha: marzo 22, 2012, 9:00 am

    Antoni Gutiérrez-Rubí » Campañas negativas, campañas sucias http://t.co/1sIj3mHz #politica

    Trackback de CCOO PV
    Fecha: marzo 22, 2012, 9:28 am

    Antoni Gutiérrez-Rubí » Campañas negativas, campañas sucias http://t.co/1sIj3mHz #politica

    Trackback de Emilio Álvaro
    Fecha: marzo 22, 2012, 10:48 pm

    Coses que fan pensar: Campañas negativas, campañas sucias http://t.co/GeQyLzBr via @antonigr

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » La pregunta clave
    Fecha: julio 27, 2012, 8:09 am

    […] la ética y la capacidad del aspirante republicano, es parte de esta estrategia, incluso cruzando la débil línea que separa las campañas negativas de las sucias. Aunque quien ha encabezado el hostigamiento más severo ha sido Barack Obama, que ha construido […]

    Trackback de Antoni Gutiérrez
    Fecha: agosto 16, 2012, 10:27 pm

    La campaña es cada vez más negativa. http://t.co/vFzpZv2x #EleccionesUSA2012 Sobre vampañas negativas y sucias http://t.co/k20lOtuq

    Trackback de Julio Otero Santamar
    Fecha: agosto 16, 2012, 11:56 pm

    La campaña estadounidense, cada vez más negativa http://t.co/Vf3675v0 Sobre campañas negativas http://t.co/rDOEB3RW vía @antonigr #USA2012

    Trackback de Toni Berini
    Fecha: agosto 17, 2012, 12:17 am

    La campaña es cada vez más negativa. http://t.co/vFzpZv2x #EleccionesUSA2012 Sobre vampañas negativas y sucias http://t.co/k20lOtuq

    Trackback de Joaquim Monzón
    Fecha: agosto 17, 2012, 4:27 am

    La campaña es cada vez más negativa. http://t.co/vFzpZv2x #EleccionesUSA2012 Sobre vampañas negativas y sucias http://t.co/k20lOtuq

    Pingback de Xavier Peytibi / Comunicación política » Blog Archive » ¿Sirven para algo las campañas negativas?
    Fecha: mayo 9, 2013, 12:44 pm

    […] negativo y lo sucio en la comunicación política sigue creciendo de forma constante, como indica Antoni Gutiérrez-Rubí, aunque no son lo mismo unas que otras. Ambas buscan debilitar al adversario, pero con estrategias, […]

    Escribe un comentario