Calcetines políticos

El pasado jueves, 31 de mayo, George W. Bush regresó de nuevo a la Casa Blanca durante unas horas, para presenciar cómo se colgaba su cuadro, como presidente número 43 de los Estados Unidos. El expresidente se mostró muy jovial e incluso bromeó con Obama: “Me parece estupendo, señor presidente, que cuando pasee por estas salas, mientras tenga dudas sobre las decisiones más duras, a partir de ahora pueda mirar este retrato y preguntarse, ¿qué haría George?”. Una de las cosas que más llamó la atención durante el acto fueron los llamativos calcetines patrióticos que lució el padre del primero, el también expresidente George H. W. Bush.

La imagen del político (y más si ostenta un cargo de relevancia) es fundamental en su comunicación y se le escruta a menudo con detalle, de arriba abajo. Los calcetines han sido, a menudo, un elemento destacado que ha dado de qué hablar…

2007
Paul Wolfowitz
, entonces Presidente del Banco Mundial, en un viaje oficial a Turquía visitó una mezquita. Por lo visto, sus asesores no le avisaron previamente sobre el hecho de que debería descalzarse y Wolfowitz apareció con dos grandes agujeros, uno en cada calcetín. Al día siguiente, la mofa y la vergüenza continuaban, e incluso fabricantes turcos le regalaron calcetines, diciendo que si los suyos hubieran sido turcos habrían aguantado más tiempo.

2007
Mariano Rajoy
en Barcelona, en el trofeo Conde de Godó de tenis, se relajó en una mesa sentado junto a otras personas, sin percatarse que llevaba unos calcetines viejos y con agujeros. Entonces estaba en plena campaña electoral y el ajetreo debía ser importante, pero aun así, el descuido, también lo fue.

2009
Dario Francheschini, secretario general del Partito da Sinistra, se puso calcetines turquesa como crítica a Berlusconi e hizo un llamamiento a todos los italianos a hacerlo también. Protestaban luciendo ropa de ese color para mostrar su indignación por el acoso mediático al que fue sometido el juez Raimondo Mesiano por parte de un programa del Canale 5, propiedad del primer ministro. Mesiano fue el magistrado que sentenció que il Cavaliere era co responsable de haber sobornado a un juez hacía 20 años. La emisión criticaba y ridiculizaba al juez por el hecho de llevar calcetines de color turquesa. La Asociación Nacional de la Magistratura  se solidarizó con su compañero poniéndose de acuerdo para vestir prendas de ese color y la acción fue imitada por muchos otros políticos opositores, jueces progresistas y periodistas.

Publicado en: Pie de foto

 

Enlace de interés:
La moda política de 2008 (Los calcetines de Aguirre)
La moda política de 2009 (Los calcetines turquesa contra Berlusconi)

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: Calcetines políticos

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: Rosa c m
  3. Pingback: Daniel Santos
  4. Pingback: Miguel G Ferrera
  5. A riesgo de parecer retorcida, el descuido e los calcetines, que no el llevarlos de un color determinado, me hace pensar en algo como: sólo me importa lo que se ve. Es decir, mi taje ha d estar impecable, mi camisa, mi corbata….pero los calcetines (no sabemos la ropa interior) pueden estar de cualquier manera. Espero que en lo personal, no se traduzca por un “sólo quiero que veas mi apariencia, pero no los rotos que puede haber bajo ella”.

  6. Pingback: Mertxe Pasamontes
  7. Pingback: Zsa Zsa Zsú
  8. Pingback: Antoni Gutiérrez
  9. Pingback: Strapolt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *