Debate decisivo

Publicado en: El Periódico de Catalunya (22.10.2012)(Blog ‘Born in the USA‘)

Este último round debe desequilibrar el empate en los debates y en las encuestas, y puede tener un efecto decisivo sobre los indecisos. Actualmente, Romney mantiene la inercia ganada en las encuestas y el Presidente cuenta con una real ventaja en varios Estados clave y el mayor número de votos electorales. Quedan pocos indecisos y si de algo servirá este debate será para convencer a ese 3% restante decisivo. No es descartable que, finalmente, Obama gane en votos electorales y pierda en votos populares, abriéndose un horizonte de incertidumbre muy crítico: con una victoria cuestionada y un Congreso de mayoría republicana.

En Boca Ratón el debate se centrará en política exterior. El Presidente tiene logros de los que jactarse, y no hay duda de que lo hará: la eliminación de Osama Bin Laden, la retirada de Irak y la contención de la guerra en Afganistán serán algunas de sus bazas. El Vicepresidente Joe Biden lo recuerda siempre: “Bin Laden está muerto y la General Motors está viva”. Romney volverá a intentar atacar al Presidente por la mala gestión llevada a cabo por su Gobierno en relación a los ataques en Bengasi (Libia) el 11S pasado. Y, sobre todo, alimentará las dudas sobre la falta de carácter y firmeza de Obama ante el mundo árabe, en lo político, y frente a China, en lo económico.

Siria y Egipto también tendrán su protagonismo, pero la noticia revelada ayer mismo por The New York Times -que asegura que EE UU e Irán han conversado sobre el programa nuclear iraní- será el elemento central. Se habla de “acuerdo”, que bien podría interpretarse como traición o rendición, con el transfondo electoral de por medio.

La Casa Blanca ha salido al paso de la exclusiva del diario estadounidense y ha desmentido los contactos. La credibilidad de Obama estará en cuestión y la seguridad y el derecho de Israel a la defensa preventiva volverán al epicentro electoral. El republicano acusará al Presidente de no manejar bien las relaciones con los aliados. Su discurso girará hacia el patriotismo más puro. Romney se alejará del centro (en política exterior) y culpará a Obama de ser demasiado suave. Este aprovechará el giro del republicano e intentará relacionarlo con Bush. Su defensa se centrará en que una administración de Romney sería una administración tipo Bush, y el Presidente calificará de “extremas” las políticas de Romney en la materia. Contará, a su favor, con el agotamiento de la sociedad norteamericana en miras a una tercera guerra (después de Afganistán e Irak).

En general, la política exterior no es definitoria en unas elecciones estadounidenses y tampoco parece ser el terreno más favorable para Romney, que se ha centrado en los temas económicos. Sin embargo, el modo como proyecten las ideas que defienden será determinante a la hora de consolidar la narrativa, el carácter y la imagen que se tiene de cada candidato. Al final, es solo en política exterior donde el Presidente de EE UU goza de total libertad y poder para gobernar. Es ahí donde se ve al “auténtico” Presidente. Y es en este debate donde veremos el mayor contraste entre el carácter y la personalidad de ambos candidatos.

Los ciudadanos eligen a un Presidente, pero solo confiarán en un Comandante en Jefe. El que consiga dar más confianza en esta faceta será el ganador el próximo día 6 de noviembre.

Análisis interesantes
“Otra vez lo mismo…” John Carlin. (07.10.12. El País)
Política exterior: Romney no quiere ser Bush pero no puede ser Obama. Alana Moceri. Huffington Post (23.10.12)
Obama wears pink bracelet for Breast Cancer awareness month. Washington Post (17.10.12)
Clear eyes, full hearts, can’t lose – Imagen en Facebook Mitt Romney (23.10.12)
La clave del debate está en el color de la corbata – GQ.com (17.10.12)

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Debate decisivo

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: caldecom
  3. Pingback: Colpis Catalunya
  4. Pingback: ACCIEP
  5. Pingback: Adria Duarte
  6. Pingback: Tamara Vázquez
  7. Pingback: Víctor Arrogante
  8. Pingback: Pablo Sopena
  9. Pingback: Antoni Gutiérrez
  10. Pingback: Antoni Gutiérrez
  11. Pingback: Vidal Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *