Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor."
Samuel Beckett

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Cuando las multitudes hacen la campaña

Imprimir Imprimir

Publicado en: El País (22.05.2015)(blog ‘Micropolítica’)

Algo está pasando. Manuela Carmena está liberando mucha energía ciudadana. Con su estilo libre (independiente), personal (autónomo y auténtico) y liberado (de argumentarios y consignas) está enamorando ―y domando― el fraccionamiento cainita, tan característico de algunos sectores progresistas de la ciudad de Madrid. Y, a la vez, está generando una coalición transversal, intergeneracional y plural de ciudadanos y grupos que ven en su campaña la oportunidad de recobrar el protagonismo político de las personas en el devenir de lo político. Las multitudes han desbordado a los aparatos, que tantas veces en Madrid, y en otros muchos lugares, han decepcionado y frustrado las esperanzas de cambio.

La creatividad social contagia, anima y moviliza. Carmena ya no es de nadie, ni de sus promotores, valedores o facilitadores. Por eso puede ser la alcaldesa de todos. Porque los electores no quieren esperarse al 24M para ser decisivos mientras esperan el recuento. Quieren, con su activismo y artivismo, ser protagonistas de lo excepcional. La campaña es una muestra de un refrescante y lúdico grassroots que puede derrotar a maquinarias muy eficientes, a estructuras muy poderosas y a candidatos muy experimentados. Una vez más, las multitudes inteligentes pueden ser más efectivas que los organigramas silentes.

Lo que está sucediendo quizá demostrará que el futuro de las campañas ya no dependerá exclusivamente de las candidaturas con los mejores y más temidosspin doctors, de los más férreos secretarios de organización, con su implacable programación de autocares y aforos, de los más reputados asesores de comunicación o de las más premiadas agencias publicitarias. Sí, todos estos profesionales jugarán, todavía, un papel relevante como expertos. Pero lo decisivo, para competir y ganar, será generar una dinámica de campaña que no dependa sólo del candidato, de su equipo, de su partido, o de sus recursos. La frase The Truth Is Out There (La verdad está ahí fuera) era la frase final de una serie de culto televisiva. Pues eso, el éxito está ahí fuera. Ganarán los que conviertan las campañas no en un choque de aparatos o líderes exclusivamente, sino en un choque de redes y multitudes. Estas son algunas claves:

1. Crowdfunding. La financiación colectiva política y electoral ya es una realidad. Pero, seguramente, no para todos igual. La capacidad recaudatoria de las aportaciones voluntarias, pequeñas y humildes, contrastan con la obscena financiación excesiva o irregular de algunas fuerzas políticas. Dime cómo te financias… y te diré quién y cómo eres. Las causas políticas, desde la vigilancia democrática a la acción popular judicial, se están nutriendo del poderoso atractivo cultural ―y de experiencia enriquecedora―  que significa la economía colaborativa. Manuela ha conseguido una financiación que estimula la resistencia, el reto y la ambición del sí se puede. No habríamos llegado hasta aquí sin la educación cívica de las primeras y pioneras plataformas de crowdfunding en España. Hemos pasado de financiar libros sin editorial, a candidatos sin partidos.

2. ARTivismo. La campaña Madrid con Manuela está demostrando el enorme talento anónimo, la extraordinaria potencia de la creatividad colectiva y el carácter movilizador del arte político y la influencia del streetart. La calidad, variedad y plasticidad de las aportaciones está generando un efecto estimulante y optimista alrededor de la campaña. Es el combate de la belleza contra las fealdades de la política. La democratización del talento ha hecho que consagrados y amateurs compartan redes, timeline y tumblr. Del tradicional manifiesto y la lista de los abajo firmantes, singulares, públicos y notorios… a los miles de anónimos que, sin estratificaciones protocolarias, sin aristocracias creativas, comparten una ilusión política con el arte como cohesionador. La autonomía desborda y libera. El desorden ordena y moviliza. No se trata de encuadrar, sino de que fluya.

3. Redes. La campaña está demostrando, también, el enorme potencial de la tecnopolítica. Y que el grado de madurez y profesionalidad eficiente, que se nutre de la acumulación de conocimientos compartidos, es competitivo y sólido. La ciencia de redes existe. Y la política digital, también. Los necios desprecian lo que ignoran. Los inteligentes son prudentes y aprenden. Hay capacidad real de articular mayorías desde las multipantallas. La retroalimentación plazas-redes,que nació en el #15M se pone a prueba con su desafío definitivo: las urnas.

«Las voces serán más importantes que los votos», decía en el 2011 Joichi Ito, Director del Media Lab del Instituto tecnológico de Massachusetts. Pero en 2015 sólo las papeletas decidirán si Manuela gana o no. Aunque Carmena, y su ecosistema social y político, ha ganado ya en la manera de entender las campañas del futuro. El choque ético y estético es brutal. Mientras su coche oficial es el metro de Madrid, su principal y favorita oponente se dio a la fuga con el suyo. Ilustradores anónimos frente a photoshop profesional. Vaya duelo de formas y de fondo. Manuela puede quitarle hasta el nombre a Aguirre. Y convertirse en la esperanza real de muchos electores.

Artículos de interés:
Diez claves sobre la innovación de la #ManuelaManía (Bernardo Gutiérrez. Yorokobu, 22.05.2015)
La importancia de la comunicación gráfica en la nueva política. Creatividad más allá del presupuesto (Vicente Ortiz. Brigada, 27.05.2015)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook33Share on Google+3

Artículos relacionados:
  • ZL 14. La alquimia de las multitudes
  • Los partidos se proponen disputar la campaña del 20-N en Youtube
  • Cuando las mayorías se pactan
  • La inteligencia de las multitudes para una mejor gobernanza

  • Etiquetas: , , ,


    Escribe un comentario