Facebook en campaña

Facebook es la red social que tiene un mayor número de usuarios, interactuando y obteniendo informaciones de actualidad, también políticas. De hecho, la política fue el segundo tema del que más se habló en Facebook en 2013 a nivel global, y el tercero a en 2014. Pero es en periodo electoral, en cualquier país, cuando se convierte en el principal tema de conversación. Sucedió en Escocia durante el referéndum de septiembre de 2014, o en las elecciones indias de 2015, donde aumentó la conversación política un 571% sólo 24h después de anunciar las elecciones. Según Elisabeth Linder, de EMEA Politics & Government Specialist en Facebook, un individuo en esta red social tiene 2,5 veces más posibilidades de asistir a un evento político, por estar informado, que cualquiera que no esté en esta red; y un 57% de convencer a alguien de sus contactos sobre la orientación de su voto.

En campaña, pues, no hablamos de elecciones digitales, sino de elecciones conversacionales. Son las conversaciones y lo que vemos en los muros de nuestros contactos lo que consiguen ayudarnos a decidir nuestros votos. Y somos nosotros mismos quienes también podemos hacer campaña entre la gente con la que nos relacionamos. El boca-oreja es lo que hace ganar unas elecciones, no sólo los programas, los discursos o los anuncios. En las redes sociales, pero especialmente en Facebook, es donde más efectiva puede resultar la persuasión, ya que no se hace desde la posición de poder que da ser un candidato, sino que son nuestros amigos y/o familiares quienes nos persuaden. Teddy Goff, director de campaña online de Obama en 2012 lo decía claramente: «la gente no cree en las campañas, cree en sus amigos».
Y para conseguir que nuestros activistas hagan campaña por nosotros no basta con movilizarlos, sino que nuestros contenidos como partido político o como candidatos deben ser buenos y preparados para compartir. Por ejemplo, compartiremos mucho antes una imagen que un texto, o mucho más un vídeo que una imagen. Vivimos en un mundo visual, y en las redes triunfan los vídeos cortos o los gifs, puestos directamente en Facebook (nativos) para que se visualicen mientras leemos nuestro timeline. También es importante poner subtítulos por si estos contenidos se visualizan sin sonido (que es lo más habitual). Porque el gran cambio no ha sido en la propia red social, sino desde dónde miramos Facebook: el 75% de ocasiones lo hacemos desde el teléfono móvil.

Han surgido otras herramientas recientes que permiten una mayor información política, como son los vídeos en directo en Facebook (en Twitter se usa Periscope), las preguntas abiertas a los candidatos, etc. Hacer campaña en redes sociales tal vez no haga ganar unas elecciones, pero si ésta no se hace, y si no se hace bien, supone perder una oportunidad de oro para conseguir difusión y la creación de una comunidad de personas que hagan boca-oreja con sus contactos.

Publicado en: Reforma.com (México)(26_Tendencias Globales. 13.12.2015)

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *