La juez que surgió del Bronx

Publicado en: NY Al día (Artículo 2. 10.08.2009) (versión pdf) (banda sonora para este artículo, sugerida por Julio Estrela)

La historia del Bronx va a cambiar. Fort Apache, A Bronx Tale o Finding Forrester nos hablan y nos recuerdan la historia de un barrio marginado, pobre, inmigrante. Esos problemas todavía existen y son los problemas que han vivido en su infancia Al Pacino, que creció en sus calles, pero también Sonia Sotomayor, la elegida por Barack Obama para ser uno de los nueve miembros del Tribunal Supremo.

En sólo unos meses, desde que el nombre de Sonia Sotomayor empezó a sonar con fuerza, su historia ya parece íntimamente ligada a la del Bronx. En Google, “Sotomayor+Bronx” ya casi tiene tantas entradas, por ejemplo, como “Al Pacino+Bronx”. El pasado del barrio ya no cambiará, pero su percepción pública puede dar un vuelco en los próximos meses. Del barrio “sin ley” surge una mujer “de ley” y, además, hispana.

Sotomayor puede ser la nueva marca pública del Bronx. Un barrio al que no le faltan iconos: tiene más parques que ningún otro condado de la Ciudad de Nueva York, el zoológico metropolitano más grande de los Estados Unidos, la antigua residencia de Mark Twain y Theodore Roosevelt, la Cabaña de Edgar Allan Poe; el increíble Estadio de los Yankees y en su cementerio se encuentran las tumbas de Duke Ellington, Miles Davis o Herman Melville, entre otros personajes históricos. Es cuna de la interculturalidad, donde se hablan más de 77 lenguas. El Bronx es todo un mundo, lamentablemente reducido demasiadas veces a los estereotipos y clichés más fáciles, aunque reales.

Sotomayor, una juez hispana de 54 años, es la primera representante de la minoría más pujante y creciente del país que puede, desde el Tribunal Supremo, dictar la última sentencia y decidir sobre la constitucionalidad de las leyes de Estados Unidos.

La trayectoria de Sotomayor es un testimonio vivo del sueño americano. Pero este caso en particular es, además, el reconocimiento a la contribución hecha por la comunidad hispana y a la influencia que ésta ha alcanzado hoy. Ningún latino, hombre o mujer, había llegado nunca tan lejos dentro de las instituciones que gobiernan los Estados Unidos.

La historia de Sotomayor, una mujer hecha a sí misma, que ha luchado para llegar donde ha llegado, es de las que encandilan en cualquier parte y, especialmente, en Estados Unidos: la historia de una puertorriqueña nacida y crecida en Bronxdale Houses, en el sur del Bronx, huérfana de padre a los nueve años, admiradora cuando era niña de la serie Perry Mason y estudiante extraordinaria que pudo acceder a las universidades de élite gracias a las becas que premiaban su impecable currículum.

Para los 700.000 hispanos del Bronx, para los 2,5 millones de hispanos de la ciudad de New York y para los 45 millones de hispanos de este país, los que cada día aceptan los trabajos más duros en su afán de progresar, para otros muchos que han triunfado en los negocios y que se van abriendo paso en la política, el nombramiento de Sotomayor puede ser la prueba de que están en el lugar adecuado y el estímulo para continuar por este camino ya andado.

Otros artículos en NY Al día:
– 1. Todos somos protagonistas

También te recomiendo:

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: La juez que surgió del Bronx

  1. Pingback: trinamilan
  2. Pingback: Ricard Espelt
  3. Pingback: Jordi Garcia 
  4. Pingback: Tíscar Lara
  5. Pingback: DataStrategia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.