Vitaminas y reformas

reformas

Según un artículo de la Universidad de Harvard, publicado en la revista Pediatrics de la Academia Estadounidense de Pediatría, casi el 20 por ciento de todos los niños en Estados Unidos no obtienen suficiente vitamina D y corren el riesgo de problemas de salud. Sin embargo, el problema en los niños latinos se agrava, ya que según el estudio, casi el 80 por ciento de los niños latinos de 1 a 11 años de edad en Estados Unidos presenta una deficiencia de vitamina D, en parte como resultado de la falta de exposición a la luz del Sol.

La principal fuente de vitamina D para los humanos es la luz del Sol. La vitamina D es indispensable para que el intestino absorba el calcio necesario en la fijación del calcio en los huesos, y la suficiencia de esta vitamina es crucial durante la etapa de crecimiento de los humanos. “Una exposición moderada, de cinco a diez minutos, al Sol provee unas 3.000 unidades diarias de esa vitamina”, explicó Jonathan Mansbach, el autor del estudio. “La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda una dosis de entre 400 y 800 unidades diarias”.

La dieta es, también, fuente de vitamina D, por ejemplo un cuarto de litro de leche proporciona unas 100 unidades. También algunos tipos de pescado y de hongos son fuentes de vitamina D. En los bebés, la mejor fuente dietética de vitamina D es la leche materna, y también esta provisión ha ido disminuyendo en décadas recientes: menos mujeres amamantan a sus bebés o lo hacen por períodos más breves, y las madres mismas pueden tener deficiencia de vitamina D por la menor exposición a la luz del Sol. Asimismo, algunos estudios han mostrado la vinculación de bajos niveles de vitamina D con altos niveles de presión sanguínea y colesterol, entre los adolescentes con exceso de peso o tendencia a la obesidad. Los datos muestran que hay millones de niños en EEUU con niveles de vitamina D que los expertos consideran demasiado bajos y que los niños negros e hispanos tienen los niveles más bajos.

La salud necesita vida y costumbres sanas. El paseo y el ejercicio al aire libre nos proporcionarán vitaminas y grandes beneficios físicos. Nueva York es también la ciudad de los parques, elemento esencial de la ciudad. Redescubramos Central Park, Battery Park, Bryant Park , Hudson River Park, Prospect Park, Riverbank State Park y Van Cortland Park, entre muchos otros.

Y al mismo tiempo apoyemos, sin fisuras, la reforma sanitaria que impulsa el Presidente Obama. Tommy Douglas, el político canadiense pionero a quien se le atribuye la creación del moderno sistema de asistencia de salud canadiense, dijo: “La medida del valor de un gobierno no es solamente el Producto Nacional Bruto, tampoco el equilibrio de la balanza internacional de pagos, no está solamente en la cantidad de reservas de oro. Seguramente el valor de un gobierno está en lo que hace por su gente, la medida en que mejora su calidad de vida, mejora la asistencia de salud, les de mejores medidas de seguridad, mejores estándares de valores morales. Eso es lo que hace grande a una nación”.

Publicado en: NY Al Día (Artículo 16, 17.11.2009) (versión pdf)

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: Vitaminas y reformas

  1. Pingback: Javier Ortego
  2. Pingback: MBA On-line
  3. Pingback: Javier Ortego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.