La moda política de 2017

1. El Pussy hat. El gorro rosa anti-Trump
2. Las Nike Air Max 95: símbolo anticorrupción en Rusia
3. El rojo de Melania Trump
4. El superhéroe verde ruso: convertir un ataque en una oportunidad
5. El pañuelo de las Madres de la Plaza de Mayo: 40 años de un símbolo histórico
6. El bolso Launer de Isabel II: una valiosa herramienta comunicativa
7. El niqab saudí: una prenda que no las representa
8. El estilismo de Trudeau: la diplomacia de los calcetines
9. El lazo amarillo: símbolo político en Catalunya


1. El Pussy hat. El gorro rosa anti-Trump
En enero de 2017, días después de la toma de posesión del presidente Trump, Washington se tiñó de color rosa en una marcha histórica, la Women’s March, en la que participaron más de medio millón de personas para defender, entre otros, los derechos de las mujeres. Pero lo más destacado de la manifestación fue el mensaje visual que se consiguió trasladar con los “Pussy hats”, gorros rosas tejidos en lana, que lucieron las participantes en respuesta al “Grab them from the pussy”, frase pronunciada por Trump en unas grabaciones destapadas durante la campaña.
La idea surgió de dos amigas de Los Ángeles aficionadas a tejer en sus ratos libres: Krista Suh (guionista) y Jayna Zweiman (arquitecta). Para promover la campaña crearon la web Pussyhat project.com donde se podían encontrar patrones gratuitos para que todo el mundo los pudiera realizar en casa. Famosas como Whoopie Goldberg, Patti Smith o Krysten Ritters se unieron al proyecto contribuyendo a popularizar la iniciativa con la que se llegaron a tejer más de 100.000 prendas.


2. Las Nike Air Max 95: símbolo anticorrupción en Rusia
¿Pueden unas simples zapatillas deportivas convertirse en símbolo de activismo político? Todo empezó con el hackeo de Anonymous del iPhone del primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, y la revelación de que compraba en línea varias prendas de lujo a través de una red de empresas y organizaciones benéficas tapadera, dirigidas por familiares y amigos. Entre ellas, un par de zapatillas Nike Max 95 con suela amarilla neón. Después de meses investigando, la Anti-Corruption Foundation, organización encabezada por el activista opositor Alexei Navalny, publicó en marzo un video donde se acusaba a Medvedev de haber acumulado millones en propiedades. La pieza se hizo rápidamente viral,  cuenta ya con más de 25 millones de visualizaciones, y generó una de las mayores protestas de  los últimos años en Rusia encabezada por Navalny que lucía unas Nike Max 95 colgadas alrededor de su cuello, como símbolo  de la denuncia.


3. El rojo conservador: la marca Melania Trump
Durante su primer año como primera dama, Melania Trump ha hecho del rojo, color asociado a la derecha estadounidense, su seña de identidad. Desde días después de la investidura de su marido se la ha podido ver usando esta tonalidad en numerosas ocasiones, a veces en total look o, especialmente, en prendas como abrigos. Persistió incluso durante la fiesta de San Patricio, donde tradicionalmente se suele escoger el color verde, o en sus visitas internacionales a Francia y Alemania, y hasta en la reciente ceremonia de encendida del árbol de Navidad.

La primera dama ha utilizado este color siguiendo los pasos de su predecesora Nancy Reagan, quien lució un vestido rojo en la primera ceremonia en 1981 y, a partir de ahí, lo convirtió en un elemento clave de su marca personal. Precisamente, la historiadora de moda Valerie Steele señala que  su uso por parte de la exprimera dama podría ser el motivo por el que se asocia este color con el partido conservador.


4. El superhéroe verde ruso: convertir un ataque en una oportunidad
En abril, Alexei Navalny, uno de los principales líderes de la oposición rusa  y candidato a la presidencia para las elecciones de 2018, fue atacado por un desconocido que roció su cara con “zelyonka”, un antiséptico de color verde brillante muy difícil de eliminar de la piel. Navalny supo tomarse la situación con humor y la convirtió en una oportunidad comunicativa utilizándola como gesto de desafío contra el presidente ruso Putin, a quien culpó de la agresión. “O bien soy Avatar, o la Máscara o Shrek”, escribió el activista anticorrupción junto a un fotomontaje en el que se le veía junto a sus seguidores convertidos en superhéroes. Muchos decidieron solidarizarse con él inundando de caras y manos verdes las redes sociales. Finalmente, lo que no consiguió el líquido lo ha hecho la justicia cerrando casi definitivamente el paso a su candidatura en 2018, al rescatar un caso de fraude de hace años. Una condena que ha sido considerada arbitraria por el Tribunal de Estrasburgo.


5. El pañuelo de Las Madres de la Plaza de Mayo: 40 años de un símbolo histórico
En octubre se cumplió el 40 aniversario de una de las prendas con mayor simbolismo político: los pañuelos blancos de las madres y las abuelas de la Plaza de Mayo, en Argentina. Fue el 7 de octubre de 1977, durante una peregrinación a la ciudad de Luján, cuando un grupo de madres que reclamaban por sus hijos desaparecidos decidió atarse en la cabeza un pañal de tela para así ser identificadas entre la multitud.


Esa iniciativa fue la que originó el nacimiento del pañuelo blanco como icono de la lucha contra la dictadura militar y la defensa de los derechos humanos reconocido en todo el mundo. Desde hace años los pañuelos están también pintados en las baldosas de la Plaza de Mayo, donde cada jueves las madres realizan una tradicional ronda de protesta frente a la Casa Rosada.


6. El bolso Launer de Isabel II: una valiosa herramienta comunicativa
Otra prenda ya histórica, pero que ha tomado protagonismo en 2017, ha sido el famoso bolso Launer de la Reina Isabel II de Inglaterra, al conocerse su trascendental papel como herramienta de comunicación con los miembros de su equipo. Este complemento ha sido una constante en el atuendo de la monarca, como sus colecciones de sombreros y guantes. Pero, según reveló el historiador y experto en la familia real británica, Hugo Vickers, a la revista People, para la Reina el uso del bolso es mucho más que un complemento estético y tiene una función comunicativa como herramienta para enviar discretos mensajes a su personal. Por ejemplo, cuando lo pasa de una mano a otra, significa que está preparada para terminar una conversación; cuando lo posa encima de la mesa, quiere señalar que está lista para marcharse; y si coloca el bolso en el suelo, significa que no está disfrutando de la conversación y quiere ser rescatada por su dama de honor.


7. El niqab saudí: una prenda que no las representa
El uso del velo islámico suscita desde hace años gran controversia, sobre todo en algunos países europeos. De hecho las túnicas y los velos negros ya han sido protagonista en otras ediciones de moda política en 2016 y 2015
La opinión pública suelen asociar el niqab, velo que cubre completamente el rostro dejando al descubierto sólo los ojos,  con las mujeres de Arabia Saudí. Por ello, un grupo de féminas saudíes desafiaron esta forma de opresión y  trataron de enviar un mensaje, cansadas de los estereotipos y las generalizaciones. Para ello lanzaron en las redes sociales una campaña con una idea clara: esta prenda no las representa. El hashtag #NiqabDoesNotRepresentMe se convirtió en trending topic.


8. El estilismo de Trudeau: la diplomacia de los calcetines
El primer ministro canadiense, James Trudeau, se ha convertido en uno de los protagonistas del año por sus posicionamientos sobre los derechos de las minorías y la defensa de los migrantes, en contraste con las políticas de su vecino Trump. Pero también por su atractivo y carisma, y, sin duda, gracias a su consciente uso del poder del estilismo en la comunicación política. Por ejemplo, se ha hecho famoso el uso que Trudeau hace de los calcetines, hasta el punto de que la prensa internacional lo denomina la “diplomacia de los calcetines”. Podemos ver un largo historial de calcetines con mensaje coincidiendo con eventos o efemérides. En la fiesta del Orgullo Gay de Toronto, lució unos con arcoíris y una media luna musulmana (en señal de felicitación por el fin de Ramadán). En otra ocasión, coincidiendo con el Día Mundial de Star Wars, en mayo, escogió un modelo que conmemoraba a la icónica serie con imágenes de los robots R2D2 y C3PO. Con habilidad y humor sus calcetines no pasan desapercibidos y acaban convirtiendo al primer ministro en el protagonista mediático.


9. El lazo amarillo: símbolo político en Catalunya
Es indudable el valor que en cualquier proceso político juega el universo emocional y, en este sentido, el papel simbólico del color. Durante los últimos meses del año, en Catalunya el color ha sido el amarillo: políticos y simpatizantes de los partidos independentistas lucen lazos amarillos para protestar por el encarcelamiento de varios exconsellers del Gobierno y de los líderes de ANC y Òmnium Cultural. Además de lazos, muchos llevan bufandas, gorros y otras prendas de esta tonalidad. El color amarillo en Europa está asociado a los partidos liberal-demócratas, es decir, partidos transversales (que no se encuadran en el espectro izquierda-centro-derecha) sino que tienen una ideología política liberal, en política económica, pero, al mismo tiempo, el amarillo está ligado con la defensa de los derechos civiles en todo el mundo.

Enlaces asociados:
La moda política de 2016
– La moda política de 2015
– La moda política de 2014
– La moda política de 2013
– La moda política de 2012
– La moda política de 2011
– La moda política de 2010
– La moda política de 2009
– La moda política de 2008

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: La moda política de 2017

  1. La moda siempre pasa de moda, solo algunas de estas modas se convertirán en símbolos con significado propio, perdurable y representativo. Aquello que perdure será simbólico, representará una gran victoria o una gran pérdida.
    Pd. Los enlaces desde el 2008 son una joya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *