Autochequeo ideológico contra la desinformación

Los partidos políticos tienen poco tiempo para recuperarse de la campaña de las recientes elecciones generales del 28 de abril. En poco más de dos semanas, tendremos lo que muchos consideran una segunda vuelta, con las elecciones municipales autonómicas y europeas.

Las elecciones al Parlamento Europeo son especialmente relevantes, no solamente porque de sus resultados dependerá la dirección de la política europea, y por tanto nacional, de los próximos años, sino porque son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fuerzas populistas o de extrema derecha; y el uso de campañas de desinformación durante los períodos electorales.

El elevado número de indecisos a escasos días de las votaciones ha sido uno de los datos demoscópicos más señalados de las elecciones generales. El 30% de electores que no había decidido el sentido de su voto, diez puntos por encima de los anteriores comicios, disparó el seguimiento de los debates entre candidatos en busca del voto informado. Esta voluntad de los votantes indecisos de recibir información objetiva, durante los últimos días de campaña, genera escenarios con un alto riesgo: la influencia del contenido en el voto final de este electorado puede ser muy alto y —consecuentemente— las campañas de desinformación pueden ser todavía más efectivas.

El peligro de la desinformación no es nuevo para Europa. En los últimos años, el uso de datos personales en la campaña por el Brexit, reflejado en el escándalo de Cambridge Analytica, y la sombra de la injerencia rusa sobre las elecciones estadounidenses han convertido la batalla contra la desinformación en una clave de las próximas elecciones europeas. Se revalorizan así las opciones de autochequeo ideológico de los electores, herramientas que permiten a los ciudadanos escoger su opción política a través de información verídica, contrastable y objetiva.

Las herramientas de orientación del voto (o de autochecking) se basan en los programas electorales, la hemeroteca o la acción parlamentaria previa. Esta información, que es recopilada y contrastada, sirve como atajo informativo para muchos electores y reduce el esfuerzo necesario para ejercer un voto informado. Una de ellas es TUVOTO.eu, la herramienta de orientación de voto diseñada por Tecpol y que bebe de su anterior experiencia en el marco de las elecciones de medio término de Estados Unidos y las elecciones al Parlamento de Catalunya.

TUVOTO.eu permite al usuario ubicarse en relación a las candidaturas españolas al Parlamento Europeo y en base a su preferencia por determinados bloques de políticas, con la garantía de ser una herramienta desarrollada de manera independiente de cualquier partido político. Cuenta, además, con la garantía de haber sido supervisada por el Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), importante think tankque ha garantizado la relevancia del cuestionario y el rigor de la metodología empleada.

De esta manera, TUVOTO.eu, se convierte en una interesante herramienta para los electores (uno de cada diez decidirá su voto el mismo día de las elecciones), ya que permite romper con barreras informativas o prejuicios, mostrando la cercanía con las distintas candidaturas y brindando así un dato objetivo que les ayuda a posicionarse frente a las distintas opciones políticas.

El próximo 26 de mayo se configurará un nuevo escenario en el Parlamento Europeo que, por primera vez, podría dar la victoria al bloque euroescéptico, poniendo en entredicho el futuro del proyecto comunitario. En un momento crítico para Europa, es importante que nos tomemos el tiempo de superar prejuicios y nos abramos al debate informado sobre nuestras opciones políticas. Este tipo de herramientas quieren contribuir a reclamar parte de ese empoderamiento ciudadano que la desinformación en las redes ha puesto en peligro, incluso si no nos hemos decidido todavía de camino al colegio electoral.

Publicado en: eldiario.es (10.05.2019)

Enlaces asociados:

– Sigue el debate electoral en europeo en directo el miércoles 15 de mayo (más información aquí)
Lanzamos TUVOTO.eu, la herramienta de autochecking para las Eleccions Europeas
– Guía: Elecciones europeas 2019

Otros enlaces de interés:
– Paper: Desinformación: retos profesionales para el sector de la comunicación (Leticia Rodríguez-Fernández)
Comparto esta nota-resumen sobre el Paper:

Algunos puntos relevantes del estudio:
En primer lugar, introduce el concepto de posverdad y sus orígenes: el uso de Tesich del concepto para referirse a casos como Watergate o la Guerra del Vietnam. También anota la definición del diccionario de Oxford “denota circumstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de opinión pública, que los llamamientos a la emoción y la creencia personal”. También define el efecto burbuja y los ejes que confluyen en la posverdad (Viner, 2016).
En el segundo punto del estudio, habla del nivel de impacto de las fake news y cita diferentes fuentes: El estudio de Gartner que asegura que en el 2022 el público occidental consumirá más noticias falsas que verdaderas; como también los diferentes estudios de la Comisión Europea y de Freedom House.
El objetivo del estudio es abordar la desinformación desde la perspectiva profesional de distintos actores sociales, para entender cómo ha impactado en sus rutinas profesionales y cuál es su grado de convivencia con el fenómeno. Ha entrevistado a: A) Consultores B) Periodistas C) Gestores de redes sociales de edios digitales D) Verificadores de información. A los 4 grupos se les hacía un cuestionario con una parte común y un bloque específico para cada sector.
Consultores entrevistados: Antoni Gutiérrez-Rubí, Óscar Santamaría, Fran Carrillo (La fábrica de discursos) Ángela Paloma (asesora eel Ministerio de Interior), Pablo Vázquez Sande (Atalaya Comunicación).
Medios consultados: El Mundo, La Vanguardia, ABC, El Confidencial, 20minutos.es, Antena3.  También a sus responsables de redes.
Verificadores entrevistados: Clara Jiménez (Maldita); equipo de Newtral.
Conclusiones:
– Causas de la desinformación: Falta de conciencia crítica, deslegitimación de las instituciones y medios de comunicación; redes orquestadas que facilitan la difusión de mentiras.

– Herramientas de combate: Seguimiento y monitorización; expertos en verificación; alfabetización mediática; periodismo honesto; ética profesional; curación de contenidos en medios y plataformas; blockchain.

– ¿Legislación?: Podría reducir el derecho a la información; solo 7 de los 24 entrevistados estaban a favor de legislar: podría quedar obsoleto en poco tiempo y podría tener aplicación incorrecta. Posibilidad de actualizar legislación actual.

 

Etiquetas: , , , ,

Comentarios sobre: Autochequeo ideológico contra la desinformación

  1. Lo clave es que se tenga algun tipo de conocimiento que permita realizar con argumentos la discusion que de viene. En eso espero que me ayude esta herramienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.