Esperanza y Espeonza: política y fakes

Publicado en: El País (27.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Esperanza no tiene rival. Solo Espeonza puede competir –y ganar- en popularidad digital con la Presidenta de la Comunidad de Madrid, y candidata única a revalidar el liderazgo del Partido Popular en la región, durante el 15 Congreso del partido que se celebra este fin de semana.

EspeonzaAguirre es el fake en Twitter de EsperanzAguirre. Tiene casi 3 veces más seguidores que la cuenta oficial (265.000 frente a 91.000) Los fakes (imitaciones de la identidad con registros de humor histriónico e irónico) tienen gran acogida en las redes sociales. Son la válvula de escape para la contraprogramación inteligente, la sátira y el humor irreverente que gana cada día más adeptos en un marco de descrédito de la política. Es como si los ciudadanos se mofaran de la política por su poca seriedad, precisamente.

Esperanza no es como Rajoy, ni para sortear a estos fakes. El equipo del actual presidente, por ejemplo, pidió a Twitter que retirara una cuenta que parodiaba, sin insultar, a Mariano Rajoy, durante la campaña electoral. Dicha cuenta contaba sólo con 1.900 seguidores y 340 mensajes, bajo el nombre de “Naniano Rajoy”. El 10 de noviembre, finalmente, fue censurada y eliminada, lo que generó un tsunami popular en esa red, reclamando respuestas al Partido Popular. Los tuiteros reaccionaron creando el hashtag #freenaniano y la auparon al primer lugar de los trending topic de España. También se pedía por su alma digital en #prayfornaniano.

Se pasó de una cuenta que no conocía casi nadie al efecto Streisand al  eliminarla, dándola a conocer en todo el país y provocando numerosas críticas a causa de la decisión del PP en plena campaña. Los días posteriores empezaron a surgir, además, nuevas cuentas que parodiaban a Rajoy y, algunas de ellas, no tan educadas.

Esperanza, en cambio, convierte casi todo en una oportunidad y ha mostrado en diversas ocasiones una gran capacidad de encaje deportivo ante la sátira, afirmando que siente simpatía por su “otro yo”. Si no puedes vencer, alíate, debe pensar. Y eso es lo que practica, constantemente. Es quizás una de sus grandes cualidades. Tal es su capacidad de metabolizar las adversidades, y tal es la calidad de la contraprogramación, que a veces pienso –y no soy el único- que Espeonza es la auténtica Esperanza.

Aguirre es una sobreviviente nata. Luchadora tenaz, correosa y corrosiva no tiene complejos, ni –a veces- límites. Tiene un gran sentido de la oportunidad política, no duda en llevar la contraria y en marcar la agenda con propuestas y declaraciones que, bien sean por el momento, por su contenido o por su habilidad en provocar contradicciones, sitúan –y obligan- al resto de los actores políticos a posicionarse. Es el caso de su última declaración política: vaciar de competencias las CCAA para ahorrar. Y lo dice una presidenta autonómica. Rajoy siempre va a contrapié con ella.

Tiene, también, una gran capacidad para la photopportunity. Consciente del magnetismo de la imagen, no le importa jugar al baloncesto con tacones o tirar al arco con chaqueta si obtiene la fotografía deseada que genere la comunión y conexión con el público y la consiguiente portada de prensa y el corte televisivo más adecuado. Aguirre ha practicado todos los deportes. Un repaso a sus mejores imágenes demuestran que es una persona capaz de cualquier cosa y en cualquier momento. En la imagen y en la política.

Dicen que su tiempo ya pasó. Eso, en cualquier caso, lo decidirán sus compañeros de partido y los electores. Pero Esperanza, como su fake, tiene seguidores. Y muchos. Activos, pasivos… y durmientes. En cualquier momento puede resurgir. Su descaro, su falta de pudor y vergüenza para mostrarse al límite del ridículo –y cruzándolo muchas veces- la convierten en una política inclasificable. Su seguridad personal y su conocimiento de las lógicas de los medios de comunicación le permiten ofrecer actitudes y gestos sólo al alcance de muy pocos personajes políticos. Todavía recuerdo una frase suya, memorable: “Cuando llevo zapatos planos no hago declaraciones.”

Con o sin calzado, nada le ha impedido ponerse la camiseta de La Roja, o jugar al tenis, al tiempo que ha gobernado con mano de hierro. Aguirre es una atleta, pero de la política. Compite en todas las disciplinas, sea contra el cáncer o contra sus adversarios o colegas. Busca siempre una medalla al límite del reglamento. Su epitafio político todavía no tiene la lápida de mármol encargada. Veremos lo que depara la legislatura.

Artículos de interés:
El arte de cambiar de tema (y atraer la atención) (El País, 30.05.2012)

Artículos en el blog Micropolítica:
Montoro, la sonrisa disonante (Artículo 22, 25.04.2012)
La fuerza del activismo en red (Artículo 21, 21.04.2012)
Pedir perdón (Artículo 20, 18.04.2012)
A un mes del #15M (Artículo 19, 17.04.2012)
¿Y si no se hubiera caído? (Artículo 18, 14.04.2012)
El pánico en política (Artículo 17, 11.04.2012)
Crisis y notas de prensa (Artículo 16, 10.04.2012)
Infografías, visualizaciones y política (Artículo 15, 9.04.2012)
Suicidios políticos (Artículo 14, 6.04.2012)
Presupuestos QR (Artículo 13, 4.04.2012)
Rajoy, 100 días de comunicación (Artículo 12, 1.04.2012)
Imparable (Artículo 11, 30.03.2012)
El ‘photocall’ de Rajoy (Artículo 10, 28.03.2012)
Orgullo frente a soberbia (Artículo 9, 25.03.2012)
Una campaña extraña (Artículo 8, 24.03.2012)
Videopolítica (Artículo 7, 22.03.2012)
Griñán: herencias y albaceas (Artículo 6, 20.03.2012)
Estrangular (Artículo 5, 18.03.2012)
Hoy, Idus de marzo (Artículo 4, 15.03.2012)
La silla vacía (Artículo 3, 13.03.2012)
Presidentes a la reelección (Artículo 2, 12.03.2012)
Gestionar la política (Artículo 1, 9.03.2012)

Enlaces de interés:
Cameron no es de este mundo (Xavier Peytibi, 1.05.2012)

Etiquetas: , , , ,

Comentarios sobre: Esperanza y Espeonza: política y fakes

  1. Pingback: Fundación Expande
  2. Pingback: hervella
  3. Pingback: Fundación Expande
  4. Pingback: preguntanporti
  5. Pingback: Celia Ramón Wyser
  6. Pingback: Celia Ramón Wyser
  7. Pingback: Antoni Gutiérrez
  8. Pingback: ivaxavi
  9. Pingback: laniñalospeines
  10. Pingback: El Indignómetro
  11. Pingback: El Indignómetro
  12. Pingback: Enric Carbonell
  13. Pingback: Enric Carbonell
  14. Pingback: Antoni Gutiérrez
  15. Pingback: Luisa Candedo
  16. Pingback: Soledad Alcaide

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *