La moda política de 2013

moda política 2013

Un resumen de lo más destacado de la moda política en 2013:

1. La indumentaria del Papa Francisco
Sin duda, uno de los acontecimientos del año ha sido la elección del nuevo Papa Francisco I en el mes de marzo. El nuevo Pontífice ha querido marcar un giro en la institución que representa, más acorde con el momento que se vive, y mostrarse como alguien sencillo, austero y humilde, más cercano a la pobreza evangélica.

Para ello, y consciente de que la vestimenta forma parte del mensaje, nada más simbólico que renunciar a los ornamentos que puedan parecer ostentosos y optar por la sencilla sotana blanca, casi sin accesorios, y la cruz de hierro (no de oro, como lucieron sus antecesores) como símbolos de la austeridad que desea para la Iglesia del s.XXI. En su primera aparición en la Plaza de San Pedro, tampoco lució la clásica muceta roja papal a los hombros, otro de los símbolos propios de su cargo, y renunció a calzar los mocasines rojos parte de la vestimenta tradicional papal y que sí usó su antecesor, Benedicto XVI.

2. El abrigo de Bárcenas
El abrigo modelo Chesterfield que lucía el extesorero del PP, Luis Bárcenas, cada vez que acudía a los juzgados a declarar se ha convertido en gran protagonista de la moda política de este año. Se trata de un diseño británico en tono beige y con cuello de terciopelo oscuro, que era el preferido de los grandes personajes de la mafia, y similar al que han lucido en el cine famosos gánsters como Al Capone. El hombre que llevó las finanzas de los populares pretendía quizá vestir como un elegante caballero inglés, pero –inevitablemente– esta prenda está asociada en el imaginario colectivo al mundo de la mafia cosa que, en su caso, no le ha hecho  ningún favor.

3. Las manos de Merkel
El uso de las manos como arma política, donde son reconocibles los gestos, está muy arraigado en el tiempo. Hay ocasiones en las que un simple gesto, realizado infinidad de veces, constituye la identidad de una persona. Cada vez que vemos ese gesto, lo relacionamos con ella. Es el caso de Angela Merkel y sus manos. La Canciller alemana abusa del gesto de juntar los dedos, en forma de diamante, intentando mostrar tranquilidad y seguridad. Y ya es reconocida por ello.

La prueba está en el grandioso cartel electoral que fue creado por su partido con motivo de las elecciones. Un gigantesco cartel de 2.400 metros cuadrados. Una composición realizada con más de dos mil pequeñas fotos de manos de simpatizantes y voluntarios del partido. A su lado, en un segundo panel, el mensaje «El futuro de Alemania, en buenas manos. CDU».

 

4. Las gafas «nerd» de Clinton
A principios de 2013, muchos se sorprendieron al ver que Hillary Clinton se había unido a la moda de las gafas «nerd» o de gran tamaño.La jefa de la diplomacia estadounidense lucía unas gruesas gafas de pasta negra al reaparecer públicamente después de una baja por enfermedad, primero por un virus y después por una conmoción cerebral tras una caída.

Sin embargo, sus asesores confirmaron que no era coquetería sinoque Clinton comenzó a utilizar las gafas, en lugar de lentes de contacto,  para corregir los problemas de visión persistentes tras su conmoción cerebral.

Clinton se despidió a principios de febrero como secretaria de Estado para descansar, aunque la especulación seguía abierta tanto sobre su salud como sobre su futuro como posible candidata demócrata en las presidenciales de 2016. En abril, ya reapareció sin sus gafas, dando a entender que está finalmente recuperada y preparada para una lucha que le hará estar tres años y medio en campaña permanente.

 


Fuente de la imagen

5. Los zapatos de Kathryn Ruemmler
Kathryn Ruemmler
es asesora legal del presidente Obama en asuntos tan importantes como la guerra contra el terrorismo o la reforma migratoria. Se trata de una de las pocas mujeres que ha logrado entrar en el círculo de máxima confianza de Barack Obama, donde las mujeres han tenido muy poca presencia.

Fuente de la imagen

La pasión de Ruemmler por los zapatos es muy conocida y ha pasado a ocupar casi más páginas que su notable posición o su valía profesional. Los stiletto, con tacón de aguja de más de 10 centímetros, con los que defendió su alegato final como fiscal del Departamento de Justicia en 2006 contra los directivos de Enron, o los carísimos Manolo Blahnik con los que recorre las salas del Ala Oeste de la Casa Blancase han convertido en protagonistas de reportajes en los principales medios como The Washington Post o The Wall Street Journal. Pero la prestigiosa abogada no ha renunciado a continuar demostrando su feminidad como peaje para alcanzar el éxito.

6. La ridícula mueca de Hollande
En septiembre, las redes sociales catapultaron una imagen del presidente francés, François Hollande, que las agencias Afp y Reuters habían ordenado retirar a sus clientes previamente. Las agencias habían pedido a todos sus clientes que no difundieran la  fotografía del presidente francés, en la que se le veía realizando una mueca claramente poco favorecedora.

Sin embargo, en la era digital, en el lapso de tiempo entre la subida de la fotografía al sistema de las agencias y la decisión de estas de pedir la retirada, las redes sociales catapultaron la instantánea que los citados medios pretendían borrar «por cuestiones editoriales».


Fuente de la imagen

7.  La chancla de David Fernández
En la comparecencia del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ante la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre las cajas en el mes de noviembre una sandalia se convirtió en protagonista. El diputado de la CUP David Fernández protagonizó el momento más tenso de la sesión al amagar con lanzarle una sandalia al ex banquerodiciéndole: «¿Sabe lo que hacen en Irak con esto, como símbolo de humillación y desprecio al poder del poder?».

Más allá de la incorrección o no en las formas o de las palabras que la acompañaron, y que supusieron la condena casi unánime por parte de los partidos políticos, distintos agentes políticos e incluso económicos, de lo que no cabe duda es del efectismo y la fuerza simbólica del gesto.

8. Homenaje al chándal de Chávez
El chándal con una connotación populista más que deportiva fue una prenda popularizada por Fidel Castro y después por Hugo Chávez, quien la utilizaba con los colores de la bandera venezolana con una clara intención de conseguir notoriedad y acaparar los telediarios de todo el mundo.

Durante la enfermedad de Chávez y después, tras su fallecimiento, fue Nicolás Maduro quien eligió esta prenda en varias ocasiones, en un gesto de homenaje al líder o como una estrategia para ganarse el favor del pueblo venezolano. Pero quizá lo más sorprendente haya sido que, durante la campaña a las recientes elecciones generales en Venezuela,  fuera Capriles, candidato opositor, quien optara por un lenguaje más cercano y el uso de esta prenda para tratar de ganarse el voto de una parte de venezolanos indecisos, descontentos o desmotivados, acercándose más al pueblo.

9. La marea amarilla de la Vía catalana
El uso del color amarillo lo estamos viendo, cada vez más, relacionado con protestas, manifestaciones y movimientos sociales como, por ejemplo: en el 15M; asociado a los Hermanos Musulmanes en Egipto; o al movimiento del 4 % en República Dominicana. Fue también el color protagonista de la Vía catalana, del 11 de septiembre, y de muchos otros movimientos reivindicativos a nivel internacional.

Fuente de la imagen

El amarillo es muy vistoso, y un acierto total. Notorio, optimista, enérgico… es, también, un color asociado a lo nuevo. Su psicología es esperanzadora y vital. Y existen muchos ejemplos del uso de ese color en protestas, manifestaciones o reivindicaciones de distinta índole.

10. El desnudo de Femen
Femen, grupo feminista nacido en Ucrania en 2008 y que se ha extendido por el mundo, ha obtenido fama mundial por sus protestas con los pechos desnudos contra el turismo sexual, instituciones religiosas, agencias de matrimonio internacionales, sexismo y otros asuntos sociales nacionales e internacionales. El pasado mes de octubre, la lucha de estas activistas llegó también al Congreso; tres mujeres con el torso desnudo interrumpieron al ministro Gallardón durante la sesión de control al Gobierno con el grito de «aborto es sagrado» para expresar su desacuerdo con la reforma de la ley del aborto. Las jóvenes que llevaban escrito en el pecho ese mismo lema fueron finalmente desalojadas.

Fotografía: Efe

Y una recomendación
La periodista, y especialista, Patrycia Centeno, publica ‘Espejo de Marx. ¿La izquierda puede vestir bien?’, un ensayo sobre la evolución del vestuario claseobrerista en la escena política nacional e internacional.

Enlaces de interés:
La psicología de la apariencia ¿una nueva ciencia? (María Ovelar. El País, 26.01.2014)

Enlaces asociados:
La moda política de 2012
La moda política de 2011
La moda política de 2010
La moda política de 2009
La moda política de 2008

 

 

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: La moda política de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *