Objetivo: Iowa. Análisis del séptimo debate demócrata

ALBA HAHN

Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2020, donde irán escribiendo distintas firmas invitadas.

En solo tres semanas, los caucuses de Iowa darán el pistoletazo de salida a las votaciones que determinarán la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales. La victoria en Iowa es especialmente cotizada por el impacto sobre el resto del proceso de primarias, atribuido a los resultados, y el debate en Des Moines, su capital, ha ofrecido una última oportunidad para contrastar propuestas y enfrentarse cara a cara con los rivales para convencer a los iowanos.

Un debate precavido, sin grandes apuestas ni confrontaciones por parte de los candidatos, pero que deja algunos momentos y pistas relevantes cara al 3 de febrero.

Las redes sociales rivalizan con el debate

El empresario Andrew Yang no logró clasificarse para el debate, dando lugar a un escenario compuesto íntegramente por candidatos blancos por primera vez desde que iniciara la campaña, una falta de diversidad que muchos lamentaron. Pero en la era de las redes sociales quedar fuera del top-tier no pone freno a las campañas. Durante el debate fueron las campañas de los no-clasificados las que brillaron en Twitter: el #AmericaNeedsYang fue trending topic y la campaña de Mike Bloomberg viralizó la imagen de una albóndiga con la cara del candidato para atraer la atención de los electores.

Un debate propositivo donde ha brillado la política exterior

Fue un debate más centrado en las propuestas que en las personalidades de los candidatos. Si bien eso ralentizó el ritmo del debate, también lo convirtió en una herramienta esencial para el voto informado. La política exterior se llevó gran parte del protagonismo dada la delicada situación con Irán, lo que puso el foco en la experiencia (o falta de esta) de los candidatos y candidatas para ocupar el cargo de Commander-In-Chief.

Se dibujan los principales frentes de batalla

En general, los candidatos se mostraron precavidos, prefiriendo jugar seguro y apostar por recalcar los mensajes centrales, en vez de lanzarse a por nuevos votantes, pero hubo algunas confrontaciones entre los candidatos del top-tier:

Sanders vs. Biden. Compitiendo por el primer puesto en Iowa y en las encuestas en general, los más veteranos se enfrentaron por la posición del ex vicepresidente respecto a la Guerra de Iraq. Sanders reivindicó su larga trayectoria oponiéndose a intervenciones militares, mientras Biden se defendió recordando su trabajo en la retirada de tropas durante la Administración Obama.

Warren vs. Sanders. Posteriormente, fue el senador de Vermont el que tuvo que dar explicaciones por su supuesta afirmación de que una mujer no podía ganar las elecciones en 2020, que defendió con su largo track record promocionando el liderazgo femenino. Mientras Warren, que no refutó la acusación sobre Sanders, hizo nuevamente una defensa sobre su elegibilidad. El intercambio puso fin al pacto tácito de no agresión entre los candidatos socialistas y evidenció la competición por el voto más izquierdista.

Objetivo: Iowa. ¿Cómo se desempeñaron los candidatos?

Tom Steyer. Con un perfil bajo en un panel potente, su falta de experiencia política y de propuestas le pasaron factura. No consiguió brillar en el escenario ni se distinguió con su apuesta ecologista. Parece difícil que su intervención mejore sus expectativas respecto a Iowa.

Amy Klobuchar. Mostró todo su potencial como candidata, haciendo valer su experiencia y trayectoria y definiendo varias propuestas políticas con claridad. Una buena estrategia que no pudo evitar que el protagonismo se lo llevaran los líderes en las encuestas, pero que puede aumentar su apoyo en las primarias.

Pete Buttigieg. Había llamado la atención por despuntar en varias encuestas, pero dejó pasar oportunidades en el debate: en política exterior no supo poner en suficiente valor su experiencia en el Ejército y, durante el resto del debate, sus puntos débiles, su edad y su inexperiencia, se hicieron notar. Tampoco hizo una gran defensa sobre su capacidad de atraer a los votantes afroamericanos. Aun así, tuvo un buen cierre del debate, remarcando aspectos interesantes de su mensaje, como el aspecto religioso. Habrá que esperar a los resultados de Iowa para ver si se mantiene o se descuelga del top-tier.

Elizabeth Warren. Sus propuestas se mantuvieron en la línea que ya había adelantado previamente durante su campaña. Su principal éxito fue conseguir evitar que el debate se centrara únicamente en Biden y Sanders, que lideran las encuestas, y además tomó la iniciativa de encararse a Sanders y reivindicarse ante los votantes más izquierdistas.

Bernie Sanders. No rehuyó el enfrentamiento ni con Biden ni con Warren, pero mantuvo el tono respetuoso con sus rivales. Puso en valor su experiencia y trayectoria política, lo que le permitió demostrar que ha sido fiel a sus planteamientos durante décadas y defenderse de las críticas.

Joe Biden. A pesar de no estar siendo brillante ni memorable en los debates, Biden consiguió posicionarse como única opción no-socialista ante el eje Warren-Sanders que le sigue en las encuestas. Sus buenos resultados entre votantes mayores y afroamericanos pueden darle la victoria en Iowa.

Tendremos que esperar para evaluar el acierto de cada estrategia, pero hay una cosa clara: Iowa resultará clave para el impulso o el fin de muchas candidaturas. Tanto entre los candidatos presentes en el debate como entre los que siguen la campaña por otros medios, podemos esperar tres semanas intensas de lucha por cada voto.

(Más recursos e información en ELECCIONES USA 2020)

Etiquetas: , , ,

Comentarios sobre: Objetivo: Iowa. Análisis del séptimo debate demócrata

  1. Soy pesimista, viejos, divididos, desconocidos y con un trumpismo salvaje avalado por la América inculta y tradicional que nos va a costar cuatro años más de zozobra mundial, si no ocurre el milagro…….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.