Entretener, indignar y publicitar: la campaña online de Trump

-->

Las redes fueron una gran arma para Trump en 2016, y lo continúan siendo en 2020. Se sigue entreteniendo (de hecho, con el directo constante como arma electoral), se sigue indignando (logrando más y más difusión en redes y prensa) y se sigue publicitando.

Las cuatro crisis de Trump

-->

Han sido cuatro grandes crisis en 210 días, y quedan ya pocos días para las elecciones. Las encuestas parece que no varían. Pero recordemos que sólo son encuestas.

La sobriedad de Pence, un activo para Trump

-->

Pence, sin complejos, ha salido a crear dudas razonables sobre Biden y Harris, y ha estado convincente y asertivo sin esforzarse en matices, logrando casi siempre direccionar la discusión hacia sus marcos.

¿Quién gana con la COVID-19 de Trump?

-->

Veremos en unos días cuál es el relato ganador, y cómo afectará a la campaña. Lo que es seguro es que esta enfermedad otorga más posibilidades de beneficio a Donald Trump. Eso sí, poniendo en peligro su estado de salud.

Un debate al estilo Trump

-->

Trump ha conseguido que el debate se parezca a él. Es una gran metáfora de la elección. Los votantes deberán decidir si quieren que Estados Unidos se siga pareciendo a él o si hay que cambiar de página. Trump ha agotado la paciencia de los espectadores.

El primer debate: Trump vs. Biden

-->

Un esperado debate (de tres) porque será la primera vez que Biden se enfrente al actual presidente. Hay expectación por ver cómo se desempeña en una lid en la que no es demasiado experto, como ya pudimos ver en los debates de las primarias.

A la campaña Trump le quedan mucho menos de 100 días 

-->

Para estas elecciones de noviembre, si además tenemos en cuenta que si las cosas siguen como en la actualidad en Estados Unidos poca gente querrá ir a un colegio electoral y arriesgarse a enfermar, es más que probable que este año el voto anticipado incluso aumente. Por tanto, disminuirán los días de reflexión de muchos votantes, que acelerarán su decisión para votar a distancia.

¿Mirar 100 días adelante o 40 años atrás?

-->

Quedan 100 días y pueden pasar muchas cosas. Incluso que el contexto pueda extrapolarse a 1980, con un presidente poco querido y un deseo de cambio. Esa es una de las enseñanzas de la historia para el equipo de Trump, que si no quiere que le suceda lo mismo que a Carter, debe hacer las cosas de modo diferente, y hacerlo desde ya.

El caos o yo: el mensaje de Trump

-->

Si en el contexto actual de crisis sanitaria Trump no está siendo bien valorado, y además se avecina una crisis económica, la esperanza demócrata es obviamente que le reste votos republicanos, o se consiga más movilización demócrata. Pero con esta tercera crisis, al contrario, si los disturbios van a más, podría darle alas al presidente.