Las donaciones desde móviles como arma de campaña

Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2020.

En 2016, con Bernie Sanders (que consiguió 200 millones de dólares), y en 2018, con una pléyade de nuevos candidatos/as demócratas para luchar —y vencer— en las elecciones midterms norteamericanas, hubo una herramienta que ayudó mucho a esas campañas. Se trataba de ActBlue. Esta organización tecnológica sin fines de lucro, establecida en junio de 2004, permite a los demócratas, grupos progresistas y organizaciones no lucrativas recaudar dinero en Internet, al proporcionarles un software de recaudación de fondos en línea. Lo que lo hace verdaderamente revolucionario es que se puede donar, en un solo clic, a multitud de candidatos demócratas, en multitud de momentos, y con solo unos pocos dólares. En las elecciones intermedias de 2018, ActBlue consiguió 564 millones de dólares en contribuciones individuales, doblando las donaciones conseguidas por los republicanos. Ello empoderó a muchas candidaturas que usaron ActBlue para recaudar dinero, dotándolas de una capacidad económica que no hubieran podido conseguir de ningún otro modo. 

Lo que es importante en esas donaciones de un solo clic es que, como indica Colin Delany, alrededor de la mitad de todos los correos electrónicos se abren ahora en dispositivos móviles. Eso hace complicado ir poniendo números de cuenta y, en muchos estados, no se puede donar vía PayPal o Amazon a entidades políticas. ActBlue lo soluciona. Por un lado, por el tema político y, por otro, funcionando también como una especie de catálogo de candidaturas demócratas: «con las donaciones de un solo clic, cualquiera puede donar a una campaña, almacenar su información de pago y luego donar a cualquier otra campaña en ActBlue con un solo clic».

Es importante entender que eso significa que un candidato demócrata de Texas podría obtener dinero de cualquier punto del país, lo que ofrece a cada candidatura muchas más posibilidades de obtener dinero. El candidato republicano, en cambio, difícilmente podría acceder a más inversión que la que consiguiera en su propio estado. Es toda una revolución en la financiación de campañas, y que ya ha sido acusada de inmoral e ilegal por algunas candidaturas republicanas. 

ActBlue destaca que ahora cuenta con casi 7 millones de donantes que han guardado su información en la plataforma para que puedan participar en cualquier campaña con un solo clic. Esta gran ventaja competitiva demócrata no ha pasado desapercibida para los republicanos. El equipo de Donald Trump, que en 2016 ya consiguió 240 millones de dólares solo con las donaciones desde Facebook, quiere mucho más y entiende que necesitan un arma como ActBlue, no solo para la campaña presidencial, sino para el resto de candidaturas republicanas en todo el país. Es por ello que la última semana de junio anunciaron la creación de WinRed, con exactamente las mismas características que ActBlue, excepto su público objetivo. 

WinRed, respaldado por la campaña del presidente Trump, los comités del Partido Republicano y los líderes del Congreso, se ha creado como una asociación entre Data Trust, una organización sin fines de lucro sobre datos personales republicanos, y la firma de procesamiento de pagos Revv (el procesador de pagos utilizado por la campaña de Trump). Su lema es muy claro sobre la imitación de ActBlue: «They Act. We Win», aunque indican que es mejor por su capacidad de segmentación de datos.

Faltará ver, por supuesto, si las candidaturas republicanas empiezan a usar esta herramienta, o si siguen usando cada uno la suya, desde PayPal a largos y farragosos formularios. Pero la guerra también financiera está servida. 

(Más recursos e información en ELECCIONES USA 2020)

Enlaces de interés:
Trump Campaign Second-Quarter Fundraising Eclipses Obama’s From Same Period (The Wall Street Journal, 2.07.2019)

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.