Las «personas muy especiales» de Trump

-->

La complicidad de Donald Trump con los asaltantes violentos del Capitolio, en la solemne sesión de ratificación de Joe Biden como presidente de Estados Unidos de América, es algo más que política. Es probablemente, una complicidad que deberá ser examinada por la justicia. Trump, en un vídeo grabado, después de la comedida y prudente declaración … leer más

Trump no es un accidente

-->

Donald Trump no ha perdido y Joe Biden aún no ha ganado. Estas pueden ser las claves para explicar por qué Trump no es un accidente electoral del 2016 que el 2020 iba a corregir. Al contrario. Trump representa —y mucho— profundos cambios en la política norteamericana y, también, global.

Trump se reconcilia con el votante republicano tradicional

-->

Ambos candidatos han cerrado la pregunta final («¿Qué les diría a los que no le han votado si llegar a ser presidente?») fijando muy bien sus puntos fuertes. Trump apelando al éxito económico («Si él gana, vamos a tener una depresión como nunca»), y Biden al sueño americano («Elegir la esperanza frente al temor»). O mercado o nación. O éxito según tu suerte, o derechos para todos sin distinción. Esta es la cuestión de fondo que se dirime el próximo martes.

Entretener, indignar y publicitar: la campaña online de Trump

-->

Las redes fueron una gran arma para Trump en 2016, y lo continúan siendo en 2020. Se sigue entreteniendo (de hecho, con el directo constante como arma electoral), se sigue indignando (logrando más y más difusión en redes y prensa) y se sigue publicitando.

Las cuatro crisis de Trump

-->

Han sido cuatro grandes crisis en 210 días, y quedan ya pocos días para las elecciones. Las encuestas parece que no varían. Pero recordemos que sólo son encuestas.

¿Quién gana con la COVID-19 de Trump?

-->

Veremos en unos días cuál es el relato ganador, y cómo afectará a la campaña. Lo que es seguro es que esta enfermedad otorga más posibilidades de beneficio a Donald Trump. Eso sí, poniendo en peligro su estado de salud.

Un debate al estilo Trump

-->

Trump ha conseguido que el debate se parezca a él. Es una gran metáfora de la elección. Los votantes deberán decidir si quieren que Estados Unidos se siga pareciendo a él o si hay que cambiar de página. Trump ha agotado la paciencia de los espectadores.

A la campaña Trump le quedan mucho menos de 100 días 

-->

Para estas elecciones de noviembre, si además tenemos en cuenta que si las cosas siguen como en la actualidad en Estados Unidos poca gente querrá ir a un colegio electoral y arriesgarse a enfermar, es más que probable que este año el voto anticipado incluso aumente. Por tanto, disminuirán los días de reflexión de muchos votantes, que acelerarán su decisión para votar a distancia.

¿Mirar 100 días adelante o 40 años atrás?

-->

Quedan 100 días y pueden pasar muchas cosas. Incluso que el contexto pueda extrapolarse a 1980, con un presidente poco querido y un deseo de cambio. Esa es una de las enseñanzas de la historia para el equipo de Trump, que si no quiere que le suceda lo mismo que a Carter, debe hacer las cosas de modo diferente, y hacerlo desde ya.

La nueva guerra de Trump

-->

«Cuando comience el saqueo, comenzará el tiroteo», escribía el pasado jueves Donald Trump, refiriéndose a que si las protestas en Minneápolis (por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía) se intensifican, asumiría el control mediante la Guardia Nacional. Este tuit ha sido censurado por Twitter por posible incitación o glorificación de la violencia. Twitter … leer más