Twitter, mucho más que la CNN

Publicado en: El Periódico de Catalunya (04.07.2011) (versión pdf)

En 1999 nacía en España CNN+, un canal temático de televisión que emitía información las 24 horas del día, inspirado en el extraordinario éxito de CNN Internacional. La CNN fue, durante más de 10 años, símbolo de transparencia, calidad y pluralidad. Pero, sobre todo, una manera de entender y consumir la información: rapidez y actualidad constante. No contaban historias, nos mostraban la historia. En España, su eslogan era Está pasando, lo estás viendo. Toda una divisa. Estar informado, al minuto, era sinónimo de pantalla y mando digital.

El canal español sucumbió a finales del 2010 víctima de las deudas, los cambios accionariales, las intrigas mercantiles y políticas y la irrupción de nuevos modelos de negocio que, junto a nuevas tecnologías como la TDT, cambiaron el mapa audiovisual.

Al mismo tiempo, en esa década la cultura digital, con sus nuevas plataformas y redes, ha emergido de manera disruptiva, cambiando las ecuaciones y las escalas, así como los comportamientos y los usos de los ciudadanos, que han pasado de ser consumidores a usuarios y después protagonistas. Es decir, el cambio tiene una naturaleza tecnológica pero sus consecuencias son sociales, culturales y de modelos de negocio. La aceleración ha sido brutal: Google (1998), Blogger (1999), Flickr (2004), YouTube (2005), Facebook y Twitter (2006).

De todas estas realidades, Twitter es –a mi juicio- el nuevo medio que más impacto está causando en la oferta informativa. Pese a su extraordinaria simplicidad (mensajes cortos de 140 caracteres), su potencialidad ha sido extraordinaria, por ejemplo, como el canal de referencia manifestaciones y concentraciones en torno al 15-M. Ya en 2009, su creador, Jack Dorsey, dijo de Twitter: “No es una red social, sino una herramienta de comunicación”. Y los hechos demuestran que no le faltaba razón.

Twitter se ha convertido en el canal más libre, autónomo y dinámico para compartir información, sí. Pero también en el más versátil canal multiplataforma y en el sensor de comportamientos sociales más certero de los estados de ánimo, las  ideas reputacionales y los contextos públicos (hashtags). La brevedad no ha sido un obstáculo ni para la calidad ni para la transparencia. La posibilidad de retuitear (compartir los tuiteos) o mencionar a las personas o fuentes hacen del canal un flujo constante de pistas y retazos vitales de gran tensión informativa. Además, los acortadores de URL han incrementado la conectividad y han ampliado el potencial del tuiteo como un mensaje triple: titular, fuente y más información con el link asociado a una página web, un blog, una red social o un contenedor de documentos digitales.

Hoy se escriben un promedio de 170 millones de tuiteos al día en todo el mundo; de ellos, el 1,25% incorporan un enlace a una fotografía (2.125 millones de imágenes diarias) y un 15% llevan adicionalmente un enlace vinculable. España cuenta con 3,1 millones de usuarios, situándose en el top ten de países que usan Twitter. El crecimiento es espectacular.

Todo esto es extraordinario, sí. Pero lo más relevante es el cambio de posición y de actitud por parte del ciudadano que se informa. La intermediación de los medios y sus profesionales es desplazada (no sustituida) por la audiencia global que asigna valor a las informaciones en función de la calidad y relevancia del contenido o de la reputación del autor. Los ciudadanos han dejado de consumir (paguen o no por el producto o servicio) para ser los protagonistas de la información. Los partidos han perdido el privilegio de la política, así como los medios han perdido el privilegio de la información (desaparece la exclusividad).

En España existen más de 60 millones de teléfonos móviles. Muchos de ellos, casi el 40%, son smartphones instrumentos con capacidad de conectarse, navegar, capturar sonidos e imágenes y enviarlas en tiempo real al mundo global.

Tenemos en las manos, en nuestros dispositivos móviles, más tecnología que toda la que utilizó el ser humano para llegar a la Luna. Nunca como hasta hora el sueño de David contra Goliat -donde un pequeño puede ganar a un gigante, donde el poder no depende del tamaño o de la fuerza sino de la destreza e inteligencia- ha estado tan cerca.

Las marchas y las concentraciones posteriores al 15-M han situado a Twitter como el canal principal, como el medio natural de la sociedad crítica. La capacidad de convertirse en un medio alternativo –o complementario- y muy influyente en la creación de opinión pública está ya fuera de toda duda.

Twitter genera información etiquetada, da visibilidad al flujo de estados de ánimos y crea marcas mundiales que afectan seriamente a la reputación de personas, organizaciones y países. Los últimos trending topic mundiales son un ejemplo de la vulnerabilidad de los que no entiendan la sociedad digital.

La década del “esta pasando, lo estás viendo” deja paso al mundo del “está pasando, lo estamos haciendo”. Y te lo estamos contando. Sin intermediarios. En tiempo real y al mundo global. David contra Goliat. De la honda y la piedra a la onda digital y el tuiteo. Así también se tumban gigantes.

Vídeo:

Versión con subtítulos en inglés

Artículos de interés:
Poca broma (Màrius Serra. La Vanguardia, 16.06.2011)
“En las revueltas había que dar contexto a 200.000 tuits” (Entrevista a Riyaad Minty, Director de Social Media de Al Yazira. ABC, 20.06.2011)
El futuro del periodismo digital (Entrevista a Alan Rusbridger, Director de ‘The Guardian’, 12.09.2010)

Artículos asociados:
La batalla de Twitter (Blog ‘Las formas son fondo’, ElPaís.com, 8.11.2011)

Otros enlaces:
Zona Libros: ‘Mundo Twitter’  de José Luis Orihuela
Obama responderá a preguntas vía Twitter (Xavier Peytibi, 1.07.2011)
Listas Twitter para ayuntamientos (TcLab_Public)
La fiebre ‘puntocom’ eleva el valor de Twitter hasta 4.890 millones (Expansión,  7.07.2011)
Twitter supera el millón de aplicaciones. Hace un año solamente tenía 150.000 (El País, 12.07.2011)
Tuitòmetre del programa ‘Ciutadella’ de l’XTVL
Observatorio de redes sociales (IV Oleada. Informe BBVA, abril 2012)
Twitter para los no iniciados, la infografía de la semana (Genbeta Social Media, 6.05.2012)

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios sobre: Twitter, mucho más que la CNN

  1. Pingback: Redes Sociales
  2. Pingback: Carolina Hernandez
  3. Pingback: Antoni Gutiérrez
  4. Pingback: nati pareja
  5. Pingback: Julio Cerezo
  6. Pingback: cesar perez gomez
  7. Pingback: Alberto Andreu
  8. Pingback: AMANDA RAMOS
  9. Pingback: Ignasi Meda
  10. Pingback: hervella
  11. Pingback: Moisés SR
  12. Pingback: Luis Urueña
  13. Pingback: Luis Urueña
  14. Pingback: Promo Turismo
  15. Pingback: Ramon Bassas
  16. Pingback: Nani
  17. Pingback: David Alvarez
  18. Pingback: David Alvarez
  19. Pingback: Gabriel Pernau
  20. Pingback: ccoo murcia
  21. Pingback: Pepe Contreras
  22. Pingback: SaladePeriodistas
  23. Pingback: Imma Aguilar
  24. Pingback: Antonio Fumero
  25. Muy interesante el punto de vista que planteas porque además entra de lleno en las tesis del Manifiesto Cluetrain: la conversación se está produciendo “ahí fuera” y de los medios depende escucharla o no. La distinción entre profesional y amateur adquiere nuevas formas y significados. El profesional no es sólo el que suministra la información, otros pueden hacerlo. pero puede ser un “curator” como hoy suele decirse…

  26. Pingback: Josean Rodriguez
  27. Pingback: ADEGI
  28. Pingback: Dolores Vela
  29. Pingback: ONG i Euskadi
  30. Pingback: SPM
  31. Pingback: Núria Vives
  32. Pingback: salvador bilurbina
  33. Pingback: Jaume Alsina
  34. Pingback: eugenio fouz
  35. Pingback: Joan Navarro
  36. Pingback: Mertxe Pasamontes
  37. Pingback: EBE
  38. Pingback: Eladi
  39. Pingback: antoniojpineda
  40. Pingback: Diana Zurdo
  41. Pingback: Diego Cruz
  42. Pingback: Juan C. de Miguel
  43. Pingback: Sara Moreno
  44. Pingback: Juanmi Muñoz
  45. Pingback: Joan Margall
  46. Pingback: Miss Twittter
  47. Pingback: marga moreno
  48. Pingback: Yulio
  49. Pingback: Antoni Gutiérrez
  50. Pingback: antoniojpineda
  51. Pingback: Itziar gomez
  52. Pingback: Ruben Sancho
  53. Pingback: GemmaUrgell
  54. Pingback: Marc Garriga
  55. Pingback: Gestion Publica VE
  56. Pingback: marta plaza
  57. Pingback: Fernando Bellido
  58. Pingback: Kati Fernández
  59. Pingback: Pere Vivancos
  60. Pingback: Ildefonso Jiménez
  61. Pingback: Dolores Vela
  62. Pingback: hervella
  63. Pingback: Ricard Espelt
  64. Pingback: Carles Cuerva
  65. Pingback: Roberto Cerna
  66. Pingback: Josep M Porta
  67. Pingback: Arj Le Vide
  68. Pingback: Claudia Rossi
  69. Pingback: Geovanny
  70. Pingback: Felix Ortega
  71. Pingback: Rafael Calvache
  72. Pingback: eugenio fouz
  73. Pingback: Alicia Cytrynblum
  74. Pingback: Gil Pla
  75. Pingback: Miquel
  76. Pingback: Gerardo Lara
  77. Pingback: Austri Junior
  78. Pingback: TwitSpain
  79. Pingback: Neus Coll
  80. Pingback: Paloma del Palacio
  81. Pingback: Neus Coll
  82. Pingback: Antoni Gutiérrez
  83. Pingback: nuriavega
  84. Pingback: Laura Fabregat
  85. Pingback: Federico Dada
  86. Pingback: La Bestia Salvaje
  87. Pingback: Pablo Garzón
  88. Pingback: ADEGI
  89. Pingback: Gestion Publica VE
  90. Pingback: Antoni Gutiérrez
  91. Pingback: CCOO de Andalucía
  92. Pingback: antoniojpineda
  93. Pingback: Auxi Molina
  94. Pingback: Antoni Gutiérrez
  95. Pingback: Javier Padilla
  96. Pingback: jordi crisol
  97. Pingback: Andalucía C D
  98. Pingback: Antoni Gutiérrez
  99. Pingback: mariviromero
  100. Pingback: Pedro Villarrubia
  101. Pingback: NOEMI
  102. Pingback: Eduardo Guerra B
  103. Pingback: Luis Contreras
  104. Pingback: AMANDA RAMOS
  105. Pingback: Xavier Bargalló
  106. Pingback: cristianvazquez
  107. Pingback: Pere Garriga
  108. Pingback: Lucia Durand Rojas
  109. Pingback: Francesca Margarit
  110. Pingback: Meurynn
  111. Pingback: yaciayra
  112. Pingback: Gestion Publica VE
  113. Pingback: Mara Balestrini
  114. Pingback: Fernando Nieto
  115. Pingback: Mercadofilia
  116. Pingback: Antoni Gutiérrez
  117. Pingback: joan carles march
  118. Pingback: Eduardo Betas
  119. Pingback: Montse Liria
  120. Pingback: Fernando Gallardo
  121. Pingback: Fernando Gallardo
  122. Pingback: Antonio Fumero
  123. Pingback: Esther Máñez
  124. Pingback: Sergio Aguilar
  125. Pingback: Orquideo Marzuolus
  126. Pingback: Domingo Gutiérrez
  127. Pingback: Antoni Gutiérrez
  128. Pingback: EvaMoya
  129. Pingback: Nani
  130. Pingback: mariviromero
  131. Pingback: Antoni Gutiérrez
  132. Pingback: Maria Josep Serra
  133. Pingback: Antonio Liñán
  134. Pingback: Txema Navarro
  135. Pingback: Alfredo Gazpio
  136. Pingback: Carmen Ruiz
  137. Pingback: Antoni Gutiérrez
  138. Pingback: Antoni Gutiérrez
  139. Pingback: Jose Luis Orihuela
  140. Pingback: David Alvarez
  141. Pingback: David Alvarez
  142. Pingback: Silvia Lpz-Hndz
  143. Pingback: Raquel Raboso
  144. Pingback: Jaume Freixes
  145. Pingback: Esteban Porras
  146. Pingback: José Garcete
  147. Pingback: Jaime Lloret
  148. Pingback: Silvia Lpz-Hndz
  149. Pingback: Iolanda Pàmies
  150. Pingback: Galo Paguay
  151. Pingback: MOVENDESIGN
  152. Pingback: PalomaBravo
  153. Compartimos año y mes, de twitter tú y de blog yo. Y lo que ha cambiado en este tiempo el modo de comunicarse, aunque como ves, yo sigo con los comentarios; eso sí, utilizo más twitter que antes, si bien considero que no todas las personas se dan cuenta de las diferencias que existen entre las distintas vías y sitios de redes de los que disponemos, vamos, que no me gustan los rebotes automáticos 😉
    Nos seguimos encontrando y leyendo, charlando, conversando, comunicando.

  154. Pingback: Concha Baeza
  155. Pingback: Alfredo Gazpio
  156. Pingback: Carmen Ruiz
  157. Pingback: Denis Porto Renó
  158. Pingback: Clara
  159. Pingback: franmaop
  160. Pingback: manolo garrido
  161. Pingback: Fares Kameli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *